El insólito pedido de mejora salarial que los sindicatos de Estados Unidos hacen para los trabajadores de México

Que los sindicatos reclamen mejoras salariales para los trabajadores de su país es algo normal, pero ¿qué pasa cuando plantean lo mismo para los obreros de otra nación?

Eso es justamente lo que hizo la principal federación sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO por sus siglas en inglés, de cara a las discusiones en curso para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte o TLCAN.

En un documento con varias recomendaciones que presentó al gobierno de EE.UU., la federación sindical sugirió nivelar el “terreno de juego” en materia salarial entre el país y los otros dos socios del tratado: México y Canadá.

En concreto, propuso acordar “que todos los trabajadores —sin importar el sector— tengan derecho a percibir salarios para que puedan solventar un nivel de vida decente para el trabajador y su familia en la región del país signatario donde reside”.

Y precisó que ese nivel de vida debe incluir “alimentos, agua, vivienda, educación, salud, transporte y otras necesidades esenciales, incluida la capacidad de ahorrar para la jubilación y emergencias”.

La propuesta es que se pueda considerar una violación del tratado cualquier exportación de un producto que tenga mano de obra de un trabajador remunerado por debajo de lo que exige ese nivel de vida.

Bandera en la frontera de México y EE.UU.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEstados Unidos, México y Canadá abrieron el proceso para renegociar su acuerdo regional de libre comercio.

“Esto es un enfoque nuevo, diferente, y no ha sido incluido en un acuerdo comercial anteriormente”, señala Celeste Drake, especialista en política comercial de AFL-CIO.

Y admite que, si bien se aplicaría igualmente a los tres países, la propuesta apunta en particular a mejorar los salarios de los obreros mexicanos, que consideran injustamente bajos.

“Es la misión de los sindicatos locales hacer esto, pero los sindicatos locales en México están siendo reprimidos, no tienen una oportunidad justa de organizarse”, dice Drake a BBC Mundo.

“Ventajas comparativas”

Los bajos salarios de México son una vieja inquietud de los sindicatos estadounidenses: es algo que les preocupa desde antes que el TLCAN entrara en vigor en 1994.

Al igual que la cuestión ambiental, el compromiso por cumplir las leyes laborales de cada país fue incluido finalmente en los acuerdos suplementarios del tratado y no en el texto básico.

La brecha salarial entre EE.UU. y México se mantuvo con el acuerdo en funcionamiento, pese a que el país latinoamericano recibió grandes inversiones que permitieron a cientos de miles de personas entrar a la clase media.

Y los sindicatos al norte del Río Grande ven el momento de actualizar las reglas laborales ahora que el presidente de EE.UU., Donald Trump, abrió el proceso para modificar el TLCAN.

El objetivo de Trump es lograr que la industria de su país, que ha visto desplazar miles de puestos de trabajo a México, compita en términos más favorables para reducir el déficit comercial con el vecino del sur.

Presidente de EE.UU., Donald Trump.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionDonald Trump: el presidente de EE.UU. busca mejores condiciones para la industria de su país en el TLCAN.

Sin embargo, la recomendación hecha por AFL-CIO al representante comercial de EE.UU. parece lejos de reunir consenso entre expertos.

“Determinar niveles salariales en un tratado internacional es inapropiado“, sostiene John Ries, un profesor de comercio internacional en la Universidad de British Columbia, en Canadá.

A su juicio, intervenir en el mercado laboral y aumentar los salarios es una cuestión que México debe definir de forma doméstica.

“Las diferencias salariales son la base de las ventajas comparativas y para el comercio. Entonces, si fijamos salarios iguales no habrá esas ventajas comparativas”, señala Ries a BBC Mundo.

“Soy solidario con que los mexicanos tengan un nivel salarial razonable, pero ¿qué pasaría si los salarios se fijan tan altos que nadie emplea a esos trabajadores mexicanos? Acabarían sin tener ningún trabajo”, razona.

Un obstáculo difícil

Drake, la especialista de AFL-CIO, niega que el objetivo de los sindicatos sea igualar los salarios mexicanos con los estadounidenses o aumentarlos a un nivel que vuelva inviable la contratación de mano de obra.

Pero sostiene que “la idea de la ventaja comparativa no dice que estás habilitado a ganar tu ventaja abusando y explotando a seres humanos“.

De todos modos, admite que funcionarios del gobierno de EE.UU. evitaron mostrar demasiado entusiasmo con el planteo en reuniones “confidenciales” que mantuvieron con los sindicatos.

FabricaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa brecha salarial entre México y EE.UU. se mantuvo abierta con el tratado de libre comercio.

Esta semana concluyó la segunda ronda de conversaciones entre EE.UU., México y Canadá para renegociar el TLCAN, sin anuncios de avances importantes pero con la esperanza intacta de llegar a un acuerdo a fin de año.

Se espera que Washington presente su posición formal sobre el empleo en la tercera ronda de discusiones, cuyo comienzo está marcado para el 23 de septiembre en Ottawa, Canadá.

Quienes siguen de cerca las negociaciones anticipan que la cuestión laboral puede ser un obstáculo difícil.

“México está plantado en contra de negociar sus niveles salariales en las discusiones”, dice a BBC Mundo Pamela Starr, una profesora de relaciones internacionales en la Universidad de Southern California, experta en el vínculo entre EE.UU. y México.

“Sospecho que la posición del gobierno de EE.UU. no coincidirá intencionalmente con la de los sindicatos”, señala, “pero aumentar los niveles salariales en México es una de las cosas que EE.UU. quisiera hacer”.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-41183011

Anuncios

Guatemala favorecido en litigio laboral con EEUU

Un tribunal del TLC entre Estados Unidos y Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DRA) no dio lugar a los reclamos de Washington contra Guatemala por supuestas violaciones a las normas laborales de ese acuerdo.

El fallo es definitivo y pone fin a 6 años de litigio, en los que pudo haber sido afectada la imagen internacional y las exportaciones de Guatemala“.  Afirmó en un comunicado el ministro de Economía guatemalteco, Víctor Asturias.

Consideró que el fallo aclara el estándar legal utilizado para demostrar si existe una violación de la normativa laboral del CAFTA-DR, en vigencia en Guatemala desde 2006.

“El Tribunal concluyó que no se había podido demostrar que Guatemala actuaba de manera incompatible con el CAFTA-DR”, agregó.

El litigio laboral que duró 6 años

EE.UU. planteó 3 reclamos contra Guatemala sobre el registro de sindicatos y el establecimiento de tribunales de conciliación, inacción del Estado en las inspecciones de trabajo y falta de ejecución de órdenes judiciales.

En el último de los reclamos, el tribunal determinó que había solamente 8 instancias en las que, supuestamente, no hubo aplicación de la legislación laboral, el cual consideró “sorprendentemente bajo“, puntualizó.

El CAFTA-DR contempla un capítulo laboral destinado a la protección de ese sector y evitar abusos de los empleadores.

http://www.guatevision.com/nacionales/guatemala-favorecido-en-litigio-laboral-con-eeuu/

Guatemala gana demanda laboral pese a deficiencias

De acuerdo al informe final, el país fracasó en la protección laboral de 74 trabajadores, pero sin afectar al comercio bilateral.
Sindicalistas presentaron el reclamo en el marco del DR Cafta, luego de seis años de litigio la decisión adversa a sus demandas no se puede apelar.

Por: Manuel Silva msilva@elperiodico.com.gt

El informe final del panel arbitral que conoció el contencioso laboral entre Guatemala y Estados Unidos en el marco del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR CAFTA, por sus siglas en inglés) fue hecho público ayer, confirmando la decisión favorable al Estado guatemalteco.
Los temas que analizó el tribunal fueron las leyes laborales, el papel del Estado para hacer que se respeten efectivamente, el incumplimiento o inacción de manera sostenida o recurrente por parte de Guatemala y su efecto en el comercio entre ambos países.
De acuerdo al informe, Estados Unidos demostró que en ocho lugares de trabajo y con respecto a 74 trabajadores, Guatemala falló en dar protección laboral con órdenes judiciales, pero esos casos no constituyen un curso de inacción reiterado que afecte al comercio y por tanto que Guatemala dejara de cumplir con sus obligaciones bajo el capítulo laboral negociado en el DR-CAFTA.
Esta queja fue interpuesta hace nueve años por sindicalistas estadounidenses y guatemaltecos y la decisión del panel llega seis años después de que iniciara el contencioso. El panel encargado de la decisión estuvo formado por el canadiense Kevin Banks, el estadounidense Theodore Posner y el mexicano Ricardo Ramírez.
Favorecer al comercio
Aunque se reconoce la falta de acción por parte de Guatemala en algunos casos concretos, estos no son suficientes para una sanción de acuerdo al panel arbitral. En opinión del representante sindical Rigoberto Dueñas, eso deja claro que solo importa el comercio y no el respeto a los derechos humanos fundamentales. Por ello, rechazan la decisión porque no contribuye al fortalecimiento de la legalidad y es un nefasto precedente que favorece la impunidad reinante en el país.
Otros que opinan que la decisión va “contra el sentido común” son los miembros de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales, (AFL-CIO por sus siglas en inglés).
Según ellos, se concluye que Guatemala está cumpliendo con sus obligaciones laborales a pesar de su historial de violencia contra sindicalistas y su fracaso en hacer cumplir con las protecciones laborales más básicas.
La AFL-CIO añade que la queja debe demostrar que el Gobierno falla, pero además que lo hace de manera sostenida o recurrente en el tiempo, pero sin definir nunca esos conceptos. Eso hace que el panel construya su propio estándar, que en este caso “es completamente irreal cuando los trabajadores han renunciado a la esperanza de que lograrán la justicia a través de procesos formales”.
En sentido opuesto se pronunciaron representantes del Gobierno y de los empresarios. José Guillermo Gándara, viceministro de Trabajo, calificó el informe como “profundo y contundente”. Y aseguró que la decisión eleva la imagen del país respecto de sus políticas laborales y comerciales, lo que puede ayudar a una mayor atracción de inversiones extranjeras.
En esa misma línea se expresó Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham), al considerar que es un precedente muy importante para el país. Por tanto, ayudará a mejorar el clima de negocios porque Guatemala queda como un país donde se cumplen las normas laborales.
Ahora queda la OIT
Este es un primer caso laboral que gana Guatemala. Pero todavía tiene pendiente la amenaza de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para instalar una comisión de Encuesta al país por el incumplimiento del Convenio 87 sobre libertad sindical y protección del derecho de sindicación. En ese sentido, Gándara considera que esta decisión marca una tendencia hacia el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas no solo entre Estados sino también con OIT.
US$15
millones era la sanción máxima que podía recibir Guatemala si la decisión fuera favorable a Estados Unidos.

https://elperiodico.com.gt/inversion/2017/06/27/guatemala-gana-demanda-laboral-pese-a-deficiencias/

Guatemala y EE. UU. ponen fin a demanda

Aunque hasta ayer no había una postura oficial, Guatemala se libró  de una  demanda laboral de hasta por US$15 millones —Q109 millones— en el marco del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos.

El litigio laboral con la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR, en inglés) se mantuvo por casi 10 años.

Hasta ayer, autoridades de los ministerios de Economía y Trabajo mantenían reserva de la decisión del panel arbitral que fue notificada al Gobierno hace un mes.

“En efecto, hemos visto un informe que está circulando del USTR; sin embargo, hemos tenido acercamiento con el Gobierno de EE. UU., y a petición de ellos acordamos hacer público la otra semana el resultado del panel”, afirmó Leticia Teleguario, ministra de Trabajo.

Leticia Teleguario, ministra de Trabajo
”Por acuerdo con el USTR y Guatemala, no se puede hacer público aún el resultado de la resolución del panel arbitral, sino hasta la próxima semana”, afirmó Leticia Teleguario, ministra de Trabajo.

La misma posición reflejó hace algunos días Adolfo Barrera Ortiz, viceministro de Economía, y en esa ocasión afirmó a Prensa Libre que la conclusión apuntaba a favorecer a Guatemala.

La conclusión ya se encuentra en la Dirección de Administración de Comercio Exterior (DACE), que es el administrador del TLC.

No hubo daño

Según trascendió, la conclusión es que Guatemala demostró durante las audiencias del panel que no “se presentó daño al comercio” y que está regulado en el capítulo 16 del TLC, que trata el tema laboral.

Alejandro Ceballos, presidente Vestex

El hecho de que los sindicatos hayan presentado una demanda a través de EE. UU. sin haber dialogado antes y haber tratado de arreglar las cosas, derivó en este conflicto. La justicia llegó y por lo único que podían acusar era porque se pudiera afectar el comercio, algo que no sucedió.
Además, “que las violaciones a los derechos laborales no fueron recurrentes”.

Alejandro Ceballos, presidente de la Asociación de Vestuario y Textiles (Vestex), dijo que para que se comprobara una violación se tuvo que haber afectado el comercio y la balanza comercial es positiva para EE. UU. “Por lo tanto, no hubo una causa comprobable”, enfatizó.

Con esos términos coincidió José González-Campo, miembro de la comisión laboral del Cacif, y afirmó que habrá que analizar cuál fue la interpretación del panel.

En todo caso, dijo que esto será un precedente para cuando se traten temas laborales.

En el sitio insidetrade,com, Celeste Drake, especialista en política comercial de la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, en inglés), se negó a comentar sobre el caso, ya que no había leído el informe y no estaba al tanto del resultado.

Rigoberto Dueñas, representante sindical
Guatemala, dentro del TLC, se comprometió a respetar los convenios fundamentales de la OIT, los cuales no se cumplen en este momento, y con esa resolución definitivamente es un triunfo para la impunidad y para las prácticas ilegales.
“Creemos que este caso debería haber sido un golpe para Estados Unidos, por lo que los rumores de una pérdida de Estados Unidos son muy preocupantes”, afirmó.

En el 2008, AFL-CIO presentó una denuncia junto con sindicatos guatemaltecos al USTR al argumentar violaciones a los derechos laborales en el país e incumplimiento del TLC.

OIT

La presentación de las conclusiones del panel se dan a conocer una semana después de que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aplazó conocer el caso de Guatemala en la Comisión de Normas.

“En esa reunión presentamos los avances en materia laboral, así como la ley que devuelve la capacidad sancionatoria a la Inspección de Trabajo”, afirmó Teleguario.

La OIT, por medio de la Comisión de Normas, estudia a los países que son denunciados por violaciones a los derechos laborales, así como la instalación de una comisión de encuesta, que es el instrumento de sanción para las naciones.

La OIT conocerá el caso en noviembre, y tiene varias denuncias en contra del Estado por violaciones a los derechos laborales, libertad sindical y asociación colectiva.

http://www.prensalibre.com/guatemala/politica/guatemala-y-ee-uu-ponen-fin-a-demanda

Guatemala tendría a su favor el resultado en litigio laboral

Hasta el próximo lunes se tendrá una declaración oficial, pero trascendió que el panel conformado bajo el DR-Cafta falló a favor del Estado guatemalteco.

La demanda laboral fue presentada ante el Departamento de Trabajo y la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

 

Por: LORENA ÁLVAREZ elPeriódico 
La semana pasada el panel de arbitraje emitió su fallo a favor de Guatemala en la disputa presentada en 2008 bajo el Capítulo laboral del Tratado de Libre Comercio firmado entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana (DR-Cafta, por sus siglas en inglés).

Así lo reportó el sitio de internet insidetrade.com que se refiere al caso como “la disputa que marcó la primera vez que una queja de derechos laborales fue presentada bajo un acuerdo de libre comercio”.

Según la nota, el panel arbitral emitió el fallo favorable al Estado guatemalteco, y se espera que el informe se conozca próximamente, agrega que bajo el DR-Cafta no se tiene un mecanismo de apelación para el laudo.

Fuentes consultadas en Guatemala dijeron que la reserva de la decisión del panel se liberará el lunes 26 de junio.

La demanda fue presentada ante el Departamento de Trabajo y la Oficina del Representante Comercial del Gobierno de EE. UU. por seis sindicatos y la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por sus siglas en inglés), por incumplimiento de las leyes laborales.

Afectan comercio

De acuerdo con insidetrade.com la especialista en política comercial de la AFL-CIO, Celeste Drake, indicó que el resultado del caso dependería si EE. UU. logró demostrar que las presuntas violaciones laborales en Guatemala afectaron el comercio entre ambos países. Para Drake las violaciones “afectan el comercio” pues en algunas industrias de exportación los salarios son bajos y eso tiene una distorsión al hacer que las exportaciones de Guatemala sean más baratas de lo que deben ser.

En la publicación se señala que fue muy difícil demostrar que las deficiencias en la aplicación de sus leyes laborales estaban afectando el comercio. Drake argumentó que si el panel de arbitraje Estados Unidos-Guatemala “estableció un estándar irrazonablemente alto” para probar cómo las violaciones laborales afectan al comercio, ese alto nivel podría repetirse en otros casos.

US$15

millones  tendría que pagar Guatemala como sanción en caso de tener un fallo contrario.

https://elperiodico.com.gt/inversion/2017/06/22/guatemala-tendria-a-su-favor-el-resultado-en-litigio-laboral/

Nuevas multas laborales

La reforma legal establece que el inspector de Trabajo puede verificar el incumplimiento de la ley y después de seguirse el trámite administrativo en la Inspección de Trabajo, el delegado departamental de aquella dependencia administrativa impondrá la sanción correspondiente y ordenará la subsanación de las faltas cometidas.

El infractor goza del derecho de defensa, ya que puede interponer en contra de la resolución un recurso de revocatoria y posteriormente la decisión puede ser revisada mediante juicio contencioso administrativo laboral, ante el juez de Trabajo competente.

Si el infractor está de acuerdo con la sanción impuesta y no la impugna, y se verifica que ha corregido la falta por la que fue sancionado, la multa le será exonerada en un 50%. Si se trata de reincidencia en la comisión de la falta, la multa se incrementará un 50% de la incurrida.

Además de pagar la multa, el infractor tendrá que subsanar la irregularidad por la que fue sancionado.

La nueva disposición legal aplica a los empleadores o sus representantes, trabajadores, organizaciones sindicales y sus representantes, por el incumplimiento de la normativa laboral, o sea leyes, reglamentos, convenios internacionales, pactos colectivos de condiciones de trabajo y toda la regulación legalmente aplicable. Este nuevo proceso sancionatorio tiene plazos abreviados, por lo que se pretende agilizar el cumplimiento a la normativa laboral.

De ahora en adelante ya no será un juez de Trabajo el que imponga la sanción por incumplimiento de la ley laboral, sino la Inspección General de Trabajo, y el presunto infractor puede iniciar procedimiento judicial para que se revise el actuar de esa autoridad laboral.

La normativa contempla que los delegados departamentales y los inspectores de Trabajo serán responsables penal, civil y administrativamente por sus actuaciones fuera del marco de la legalidad, así como por los daños y perjuicios que provoquen por sus actuaciones.

Lo novedoso de la reforma laboral es la creación del Registro de Faltas de Trabajo y Previsión Social, que será administrado por la Inspección General de Trabajo, y en él se registrarán las personas individuales o jurídicas que hayan sido sancionadas y cuya resolución haya quedado firme.

http://www.prensalibre.com/efectivo/nuevas-multas-laborales