Salario mínimo será base para optar a vivienda

El Gobierno y empresarios analizarán ingresos de núcleos familiares para acceder a vivienda social.

El próximo año se prevé que se empiecen a construir edificios de apartamentos para vivienda social, proyectos impulsados por el Gobierno y otros por el sector privado de la construcción. En ambas opciones de residencia se analiza la forma en que se seleccionarán a los beneficiarios, el registro de sus ingresos por salarios mínimos será una de ellas.

La Conred identificó 270 áreas de riesgo para familias que viven en casas de estructuras débiles e inadecuadas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La Conred identificó 270 áreas de riesgo para familias que viven en casas de estructuras débiles e inadecuadas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El surgimiento de nuevos proyectos de residencia social se debe a la demanda que existe. Según investigaciones del Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (CIV) hay tres segmentos y forman el 97 por ciento de ese mercado.
Selección de familias

La residencia de bajo costo en el mercado está dividida en tres segmentos con base en los salarios mínimos que obtiene una familia cada mes, según los cálculos del CIV. Las autoridades han propuesto hacer la selección de las familias que necesitan comprar una vivienda de tipo social con ese método.

En el primer segmento se identifican a las familias que subsisten con menos de un salario mínimo al mes y no tienen casa, ellos representan el 37 por ciento del mercado de la vivienda. El segundo segmento son las familias que perciben de uno a dos salarios mínimos mensuales y también carecen de un lugar para vivir, y son el 45 por ciento. El último segmento de familias para vivienda social son las que perciben de dos a cuatro salarios mínimos al mes, estas son el 15 por ciento.
En la actualidad el salario mínimo tanto para el sector agrícola como para el no agrícola es de Q2 mil 893.21. Para los empleos de exportación y maquila es de Q2 mil 667.25.

Los apartamentos de residencia de tipo social serían de 50 metros cuadrados en promedio y costarán Q250 mil, a través del CIV, y similar precio se ofrecería en los proyectos privados. Las cuotas mensuales serían de Q1 mil 500.

El Gobierno y el sector privado buscan definir la forma de identificar a las familias que necesiten vivienda de bajo costo y podrían solicitarla con participación del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), para efectuar la selección.

El FHA efectúa evaluaciones de los ingresos de familias de clase media para la adquisición de casas y ese mismo método podrían usar para la residencia social. Además, tiene procesos para incluir en la compra a personas de la economía informal.

La Asociación Centroamericana para la Vivienda (Acenvi) es la que respalda, junto con la compañía Intepro, el proyecto habitacional social Trasciende, y analizan cómo identificar a las familias que pueden optar a una residencia social.

El monto de lo salarios mínimos que percibe mensualmente el núcleo familiar podría ser una opción que también use el sector privado de la construcción para seleccionar a sus clientes.

Acaparamiento

Los inversionistas privados y el Gobierno estudian cómo implementar el mecanismo para elegir a las familias que llenen el perfil, la finalidad de determinarlo es para evitar el acaparamiento de la vivienda social por parte de inversionistas.

En Canadá ocurrió un caso en el que un proyecto de residencia social fue acaparado por inversionistas privados y luego el precio de la vivienda se elevó y perdió el espíritu de su implementación.

Con los proyectos de residencia social que se construirán se busca evitar que personas que tengan alto poder adquisitivo compren ese tipo de vivienda, porque se correría el riesgo de que sea inversión para luego vender y más caro.

http://www.prensalibre.com/ciudades/guatemala/salario-minimo-sera-base-para-optar-a-vivienda

Anuncios

Honduras lanza sus Zonas de Empleo

Ante inversionistas nacionales y extranjeros, el presidente Hernández presentó el programa que instalará un estatuto jurídico especial en zonas delimitadas de departamentos costeros, lo que ya cuenta con aprobación legislativa.

De varios comunicados de la Presidencia de Honduras:

En el acto de lanzamiento del proyecto por parte del presidente Hernández, ocho firmas internacionales presentaron hoy sus cartas de expresión de interés ante el Gobierno para formar parte de las Zonas de Empleo; la proyección es de 50,000 empleos directos entre dichas empresas.

El mandatario expresó que “cuando dicen que son paraísos fiscales, quiero recordarles que el Impuesto Sobre la Renta va a existir allí, tanto para personas naturales, para el individuo, como para personas jurídicas”. De igual manera –prosiguió- se aplicarán el Impuesto Sobre Valor Agregado, el Impuesto a la Propiedad de la Tierra que no está en uso; Impuesto a los Bienes Inmuebles, Impuesto Plano o de Tasa Única, todos con un techo.

Estas estructuras –indicó- van a estar sujetas con un régimen especial que le va a dar autonomía administrativa para manejar su propia política fiscal, el tema de seguridad, promoción de inversiones, resolución de conflictos y manejo de prestación de servicio.

El embajador de Republica Dominicana, Marino Berigϋete, en el marco del lanzamiento de las Zonas de Empleo que se realizó hoy en la antigua Casa de Gobierno, señaló que “… El Gobierno no está para competir, sino para crear condiciones para que el sector privado pueda generar empleo” y eso es lo que está haciendo el presidente Juan Orlando Hernández al lanzar este proyecto que es una gran oportunidad para cualquier país que abra sus puertas a la inversión,

Por su parte el embajador de la Unión Europea (UE), Alessandro Palmero, indicó que como diplomático con más de 25 años en el servicio exterior ha visto experiencias en otros países con Zonas de Empleo quizás con otros nombres pero con los mismos objetivos, que sin duda alguna contribuyen a la atracción de inversiones y generación de trabajo, que es lo que al final es lo importante.

Empresarios hondureños expresaron hoy su optimismo con la puesta en marcha de las Zonas de Empleo, iniciativa que el presidente Juan Orlando Hernández impulsa desde 2010 para atraer inversión extranjera que produzca un crecimiento acelerado mediante la generación masiva de empleos y mejores condiciones de vida para la población. “La idea es muy buena; se han visto los resultados en Singapur, en Hong Kong, en muchas otras ciudades del mundo donde ha habido un crecimiento elevadísimo, con mucha creación de riqueza para esas zonas”, afirmó el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Guy de Pierrefeu.

https://www.centralamericadata.com/es/article/main/Honduras_lanza_sus_Zonas_de_Empleo

Del CAFTA a la Plaza

Lo laboral en el CAFTA fue la medición precisa de que, si una sociedad no se asume como sujeto de derecho en el trabajo, entonces no es sujeto de derecho como ciudadano, así se indigne y proteste. Para el poder real, la posibilidad de que un pueblo exija dignidad en el trabajo era aún algo desconocido y había que tomarlo con un excelente ejercicio.

Si no se defiende el abuso en la esencia de lo que genera la riqueza (el trabajo) entonces ¿por qué defender el territorio y el derecho a la libre locomoción? Por eso la mega propuesto de privatización de carreteras que hizo el empresariado, puede llegar a ser una realidad.

Alejandro Argueta

Guatemala favorecido en litigio laboral con EEUU

Un tribunal del TLC entre Estados Unidos y Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DRA) no dio lugar a los reclamos de Washington contra Guatemala por supuestas violaciones a las normas laborales de ese acuerdo.

El fallo es definitivo y pone fin a 6 años de litigio, en los que pudo haber sido afectada la imagen internacional y las exportaciones de Guatemala“.  Afirmó en un comunicado el ministro de Economía guatemalteco, Víctor Asturias.

Consideró que el fallo aclara el estándar legal utilizado para demostrar si existe una violación de la normativa laboral del CAFTA-DR, en vigencia en Guatemala desde 2006.

“El Tribunal concluyó que no se había podido demostrar que Guatemala actuaba de manera incompatible con el CAFTA-DR”, agregó.

El litigio laboral que duró 6 años

EE.UU. planteó 3 reclamos contra Guatemala sobre el registro de sindicatos y el establecimiento de tribunales de conciliación, inacción del Estado en las inspecciones de trabajo y falta de ejecución de órdenes judiciales.

En el último de los reclamos, el tribunal determinó que había solamente 8 instancias en las que, supuestamente, no hubo aplicación de la legislación laboral, el cual consideró “sorprendentemente bajo“, puntualizó.

El CAFTA-DR contempla un capítulo laboral destinado a la protección de ese sector y evitar abusos de los empleadores.

http://www.guatevision.com/nacionales/guatemala-favorecido-en-litigio-laboral-con-eeuu/

Paradojas de la ciudadanía laboral en tiempos de paz

El debilitamiento de los derechos laborales compromete el desarrollo humano y la democracia

Leslie Lemus
junio 6, 2017

El mercado laboral ha sido por excelencia un mecanismo de inclusión social y redistribución de la riqueza. Además del salario, a través de este ámbito ha sido posible acceder a una gama de derechos –contratos, prestaciones, seguridad social, seguridad en el puesto trabajo, organización sindical-. Ciertamente en la historia de Guatemala esta forma de ciudadanización ha tenido alcances limitados pues la mayor parte de la fuerza de trabajo ha quedado excluida de la institucionalidad que la garantiza.

Más grave es el hecho de que en las últimas décadas la ciudadanía laboral ha enfrentado una paradoja. Por un lado, a partir de la transición a la democracia y la firma de la paz, en el país fueron restituidos una serie de derechos políticos -incluyendo el de libre sindicalización-. Por otra parte, estos procesos fueron acompañados por una serie de reformas económicas y estatales que se tradujeron en el deterioro de condiciones laborales. Por ejemplo, al contrastar datos del año 2002 y 2016 se percibe el incremento de la proporción de Población Económicamente Activa Ocupada y Asalariada en situación de desventaja y experimentando el incumplimiento de sus derechos laborales.

Es decir, en casi tres lustros los espacios que otrora permitieron la inclusión se han reducido y en consecuencia el acceso a la ciudadanía laboral se ha restringido aún más que en el pasado, cuestión que refuerza las estructuras históricas de desigualdad.

Este escenario se produce a partir de un conjunto de factores y la intervención de múltiples actores que han generado un contexto desfavorable. En ese marco encontramos una institucionalidad de protección laboral debilitada por prácticas clientelares y de corrupción que impide al Estado asumir el rol tutelar de los derechos de los(as) trabajadores(as) -inspectorías laborales inoperantes, evasión en el pago de contribuciones al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por ejemplo-.

Asimismo, las actividades económicas que han sido impulsadas con mayor entusiasmo han conllevado flexibilización productiva y laboral de facto. En muchos casos estas se han amparado bajo regímenes de excepción que les han otorgado exoneraciones fiscales y la omisión en la observancia del cumplimiento de la legislación laboral vigente -Código de Trabajo-.

Otro factor relevante en la construcción de este escenario es el deterioro del sindicalismo como expresión colectiva de la voz de los(as) trabajadores(as). Este tipo de organizaciones experimentan su desarticulación, así como los efectos y continuidad de la violencia política en su contra . Ciertamente, en muchos casos, las prácticas y dirigencias vigentes carecen de legitimidad, cuestión que se traduce en el desprestigio de esta actividad organizativa. Todas estas cuestiones se patentan en la poca participación social, de tal cuenta que la tasa de sindicalización en Guatemala es menor al 3% entre la población asalariada -una de las más bajas del continente-.

Sumado a los elementos antes citados, es también necesario considerar ciertas características de la población trabajadora que les colocan en posición de desventaja para negociar sus condiciones laborales. Así, los nulos o mínimos niveles de escolaridad alcanzados por la mayoría, condicionan el tipo de empleos a los que pueden acceder, viéndose confinados a insertarse en actividades de subsistencia y baja productividad. Los obstáculos en el acceso a la educación y formación también limitan el conocimiento que las personas tienen de sus derechos.

En conclusión, el debilitamiento de los derechos laborales compromete el desarrollo humano y la democracia, en tanto afecta de manera directa las condiciones de vida y subordina a amplios sectores de la población, impidiendo con ello su plena inclusión y participación.

***

EL BLOG DE DESARROLLO HUMANO es una plataforma de debate y discusión. La Oficina del INDH publica reflexiones que apoyan un diálogo constructivo sobre las opciones políticas  que permitan avanzar en el desarrollo humano de todos y todas, sin que nadie se quede atrás. El contenido de los blogs refleja las opiniones de los respectivos autores y no necesariamente la posición oficial del PNUD.

http://desarrollohumano.org.gt/blogs/paradojas-de-la-ciudadania-laboral-en-tiempos-de-paz/

IMAE de abril crece 2.0 por ciento

Los resultados Índice Mensual de Actividad Económica fueron impulsados por el comercio y la intermediación financiera.

El dinamismo de la economía retomó su camino durante el primer trimestre del año.

La actividad comercial de Guatemala, medida por el Índice de Mensual de Actividad Economía (IMAE), creció 2.03 por ciento el pasado abril en comparación con el mismo mes de 2016, informó el Banco de Guatemala (Banguat).

La mejora en la producción nacional, medida fue respaldada por la incidencia positiva que experimentaron las actividades del comercio al por mayor y menor; intermediación financiera, seguros y actividades auxiliares; y servicios privados.

La serie desestacionalizada registró una variación de 1.2 por ciento en abril respecto del mes anterior. En tanto que la tendencia ciclo del IMAE registró una tasa de crecimiento interanual de 3.6 por ciento, “más dinámica que el mismo mes del año previo”, según el Banguat.

En 2016 el país creció a un 3.1 por ciento y se prevé que en 2017 crezca entre un tres y un 3.8 por ciento. Un crecimiento económico del seis por ciento es el idóneo, según expertos y sector privado.

Por aparte, el Banco Mundial (BM) señala que el país ha tenido “uno de los mejores desempeños económicos de Latinoamérica”, con una tasa de crecimiento por encima del tres por ciento desde 2012 y que alcanzó el 4.1 por ciento en 2015.

Los resultados de la última Encuesta de Expectativas Económicas (EEE), correspondientes a mayo, situaron en 53.58 puntos el Índice de Confianza en la Actividad Económica.

“Un crecimiento económico idóneo es del seis por ciento”.

 

https://elperiodico.com.gt/inversion/2017/06/09/imae-de-abril-crece-2-0-por-ciento/