Guatemala favorecido en litigio laboral con EEUU

Un tribunal del TLC entre Estados Unidos y Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-DRA) no dio lugar a los reclamos de Washington contra Guatemala por supuestas violaciones a las normas laborales de ese acuerdo.

El fallo es definitivo y pone fin a 6 años de litigio, en los que pudo haber sido afectada la imagen internacional y las exportaciones de Guatemala“.  Afirmó en un comunicado el ministro de Economía guatemalteco, Víctor Asturias.

Consideró que el fallo aclara el estándar legal utilizado para demostrar si existe una violación de la normativa laboral del CAFTA-DR, en vigencia en Guatemala desde 2006.

“El Tribunal concluyó que no se había podido demostrar que Guatemala actuaba de manera incompatible con el CAFTA-DR”, agregó.

El litigio laboral que duró 6 años

EE.UU. planteó 3 reclamos contra Guatemala sobre el registro de sindicatos y el establecimiento de tribunales de conciliación, inacción del Estado en las inspecciones de trabajo y falta de ejecución de órdenes judiciales.

En el último de los reclamos, el tribunal determinó que había solamente 8 instancias en las que, supuestamente, no hubo aplicación de la legislación laboral, el cual consideró “sorprendentemente bajo“, puntualizó.

El CAFTA-DR contempla un capítulo laboral destinado a la protección de ese sector y evitar abusos de los empleadores.

http://www.guatevision.com/nacionales/guatemala-favorecido-en-litigio-laboral-con-eeuu/

Paradojas de la ciudadanía laboral en tiempos de paz

El debilitamiento de los derechos laborales compromete el desarrollo humano y la democracia

Leslie Lemus
junio 6, 2017

El mercado laboral ha sido por excelencia un mecanismo de inclusión social y redistribución de la riqueza. Además del salario, a través de este ámbito ha sido posible acceder a una gama de derechos –contratos, prestaciones, seguridad social, seguridad en el puesto trabajo, organización sindical-. Ciertamente en la historia de Guatemala esta forma de ciudadanización ha tenido alcances limitados pues la mayor parte de la fuerza de trabajo ha quedado excluida de la institucionalidad que la garantiza.

Más grave es el hecho de que en las últimas décadas la ciudadanía laboral ha enfrentado una paradoja. Por un lado, a partir de la transición a la democracia y la firma de la paz, en el país fueron restituidos una serie de derechos políticos -incluyendo el de libre sindicalización-. Por otra parte, estos procesos fueron acompañados por una serie de reformas económicas y estatales que se tradujeron en el deterioro de condiciones laborales. Por ejemplo, al contrastar datos del año 2002 y 2016 se percibe el incremento de la proporción de Población Económicamente Activa Ocupada y Asalariada en situación de desventaja y experimentando el incumplimiento de sus derechos laborales.

Es decir, en casi tres lustros los espacios que otrora permitieron la inclusión se han reducido y en consecuencia el acceso a la ciudadanía laboral se ha restringido aún más que en el pasado, cuestión que refuerza las estructuras históricas de desigualdad.

Este escenario se produce a partir de un conjunto de factores y la intervención de múltiples actores que han generado un contexto desfavorable. En ese marco encontramos una institucionalidad de protección laboral debilitada por prácticas clientelares y de corrupción que impide al Estado asumir el rol tutelar de los derechos de los(as) trabajadores(as) -inspectorías laborales inoperantes, evasión en el pago de contribuciones al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), por ejemplo-.

Asimismo, las actividades económicas que han sido impulsadas con mayor entusiasmo han conllevado flexibilización productiva y laboral de facto. En muchos casos estas se han amparado bajo regímenes de excepción que les han otorgado exoneraciones fiscales y la omisión en la observancia del cumplimiento de la legislación laboral vigente -Código de Trabajo-.

Otro factor relevante en la construcción de este escenario es el deterioro del sindicalismo como expresión colectiva de la voz de los(as) trabajadores(as). Este tipo de organizaciones experimentan su desarticulación, así como los efectos y continuidad de la violencia política en su contra . Ciertamente, en muchos casos, las prácticas y dirigencias vigentes carecen de legitimidad, cuestión que se traduce en el desprestigio de esta actividad organizativa. Todas estas cuestiones se patentan en la poca participación social, de tal cuenta que la tasa de sindicalización en Guatemala es menor al 3% entre la población asalariada -una de las más bajas del continente-.

Sumado a los elementos antes citados, es también necesario considerar ciertas características de la población trabajadora que les colocan en posición de desventaja para negociar sus condiciones laborales. Así, los nulos o mínimos niveles de escolaridad alcanzados por la mayoría, condicionan el tipo de empleos a los que pueden acceder, viéndose confinados a insertarse en actividades de subsistencia y baja productividad. Los obstáculos en el acceso a la educación y formación también limitan el conocimiento que las personas tienen de sus derechos.

En conclusión, el debilitamiento de los derechos laborales compromete el desarrollo humano y la democracia, en tanto afecta de manera directa las condiciones de vida y subordina a amplios sectores de la población, impidiendo con ello su plena inclusión y participación.

***

EL BLOG DE DESARROLLO HUMANO es una plataforma de debate y discusión. La Oficina del INDH publica reflexiones que apoyan un diálogo constructivo sobre las opciones políticas  que permitan avanzar en el desarrollo humano de todos y todas, sin que nadie se quede atrás. El contenido de los blogs refleja las opiniones de los respectivos autores y no necesariamente la posición oficial del PNUD.

http://desarrollohumano.org.gt/blogs/paradojas-de-la-ciudadania-laboral-en-tiempos-de-paz/

IMAE de abril crece 2.0 por ciento

Los resultados Índice Mensual de Actividad Económica fueron impulsados por el comercio y la intermediación financiera.

El dinamismo de la economía retomó su camino durante el primer trimestre del año.

La actividad comercial de Guatemala, medida por el Índice de Mensual de Actividad Economía (IMAE), creció 2.03 por ciento el pasado abril en comparación con el mismo mes de 2016, informó el Banco de Guatemala (Banguat).

La mejora en la producción nacional, medida fue respaldada por la incidencia positiva que experimentaron las actividades del comercio al por mayor y menor; intermediación financiera, seguros y actividades auxiliares; y servicios privados.

La serie desestacionalizada registró una variación de 1.2 por ciento en abril respecto del mes anterior. En tanto que la tendencia ciclo del IMAE registró una tasa de crecimiento interanual de 3.6 por ciento, “más dinámica que el mismo mes del año previo”, según el Banguat.

En 2016 el país creció a un 3.1 por ciento y se prevé que en 2017 crezca entre un tres y un 3.8 por ciento. Un crecimiento económico del seis por ciento es el idóneo, según expertos y sector privado.

Por aparte, el Banco Mundial (BM) señala que el país ha tenido “uno de los mejores desempeños económicos de Latinoamérica”, con una tasa de crecimiento por encima del tres por ciento desde 2012 y que alcanzó el 4.1 por ciento en 2015.

Los resultados de la última Encuesta de Expectativas Económicas (EEE), correspondientes a mayo, situaron en 53.58 puntos el Índice de Confianza en la Actividad Económica.

“Un crecimiento económico idóneo es del seis por ciento”.

 

https://elperiodico.com.gt/inversion/2017/06/09/imae-de-abril-crece-2-0-por-ciento/

¿Abajo los robots, vivan los trabajadores?

Desde la mecanización que acompañó a la revolución industrial desde finales del siglo XVIII, hemos tenido repetidas oleadas de preocupación por los efectos que los cambios tecnológicos tendrían sobre el empleo y los salarios. La lógica de la preocupación luce implacable: si una máquina reemplaza la tarea que hace un humano, este quedará sin empleo. Si esto se extiende a lo largo y ancho de la economía y el tiempo, nos iremos quedando paulatinamente sin empleos.

Grandes mentes de la economía han acompañado ese mensaje. Por ejemplo, como nos lo recuerdan los profesores Acemoglu y Restrepo de las universidades de MIT y Boston, en una reciente investigación sobre este tema, Keynes preveía en 1930 que en los siguientes 90 años vendrían grandes cambios tecnológicos en los que también aprenderíamos, infortunadamente, el significado del desempleo tecnológico. Los profesores de marras también nos recuerdan que Leontief, premio Nobel de Economía, anticipaba en los años 50 del siglo pasado que las máquinas irían reemplazando las tareas que solíamos hacer los humanos y no veía cómo las nuevas industrias podrían reemplazar todos esos empleos perdidos.

Acemoglu y Restrepo argumentan que la automatización tiene varios efectos en el mercado de trabajo. Puede desplazar a trabajadores que desempeñan determinados trabajos en ciertas industrias, reduciendo sus oportunidades de empleo y sus salarios. Sin embargo, otros sectores y ocupaciones pueden expandirse y absorber la mano de obra liberada de las tareas que ahora realizan las máquinas, e incluso es factible que las ganancias en productividad empujadas por nuevas tecnologías amplíen las posibilidades de empleo en las industrias en las que se despliegan.

Los investigadores estudian cómo la adopción de un tipo específico de tecnología de automatización afecta a los mercados laborales locales en Estados Unidos entre 1990 y 2007, y encuentran grandes efectos negativos de los robots sobre el empleo y los salarios. En particular, estiman que un robot por cada 1.000 trabajadores reduce la relación entre empleo y población entre 0,18 y 0,34 puntos porcentuales y los salarios entre 0,25 y 0,5 por ciento. Los efectos son más fuertes en industrias más expuestas a los robots, en los trabajadores sin título universitario y en hombres (más que en mujeres).

Los números estimados por Acemoglu y Restrepo son grandes especialmente si se tiene en cuenta que se centran en un tipo de robotización en el cual muchos prevén que el salto en su uso aún está por llegar. Mi apuesta, sin embargo, es que una vez más los efectos agregados sobre el empleo y el desempleo no serán negativos. Después de todo, la tasa de desempleo de Estados Unidos hoy es la misma que había en 1990 y similar a la de 1960. Además, los consumidores  tendremos acceso a mejores y más baratos bienes y servicios. Pero en el camino, sin duda, habrá ganadores y perdedores. Son esos efectos distributivos serios los que nos obligan a pensar adecuadamente en la compensación y el reentrenamiento de aquellos desplazados por las innovaciones. Y no solo porque pensar en los apoyos apropiados para los vulnerables debe ser una tarea prioritaria de cualquier gobierno, sino porque es justamente el descontento de ese perfil de trabajadores el que terminó eligiendo a Trump o echando al Reino Unido de Europa.

 

http://www.larepublica.co/%C2%BFabajo-los-robots-vivan-los-trabajadores_507491

¡Oxec I y II: Justicia Politizada!

Una de las peores tragedias con consecuencias graves para los guatemaltecos es la politización de los jueces y peor aún la de los que componen la Corte Suprema de Justicia. Por eso, en varias ocasiones he defendido la elección con base en sorteos de los que califiquen para el puesto y no nombramientos directos como ha sido hasta ahora. El asunto toma relevancia ahora porque la politización de la actual Corte Suprema de Justicia tiene al país en velo con el caso de las hidroeléctricas Oxec I y Oxec II. En un fallo a todas luces politizado y tremendamente dañino para nuestro país, el pasado 4 de enero, la CSJ (Corte Suprema de Justicia). paró temporalmente la operación de dos proyectos hidroeléctricos, Oxec I y Oxec II, en Santa María Cahabón, Alta Verapaz.

El argumento de la CSJ es que no se hicieron las consultas populares requeridas por el Convenio 169 de la OIT sobre Derechos de los Pueblos Indígenas. Es fallo es anómalo y equivocado porque las consultas no son para nada vinculantes. Este tipo de fallo afecta no solo a las hidroeléctricas sino también a las mineras y cualquier otro tipo de proyecto. Esto es grave porque no hay seguridad de que una persona que quiera invertir en el país pueda ver interrumpida toda su inversión a la mitad o incluso al terminar su proyecto por una simple y politizada decisión de jueces que han politizado su trabajo. En este momento hay un memorial a favor de las hidroeléctricas en la (CC) Corte de Constitucionalidad presentado por la Asociación de Amigos del País en vista que el fallo emitido por la CSJ en relación a Oxec I y Oxec II ‘atenta contra el Estado de derecho y podría derivar en demandas millonarias contra el Estado de Guatemala’.

Esto es una parte de las consecuencias de ese nefasto fallo. Más grave aún es la paralización del desarrollo del país, tanto eléctrico como minero, así como el industrial. Sin electricidad barata como la de la energía eléctrica Guatemala volverá a la oscura época de altos precios de energía afectando a todos los guatemaltecos ya que todos los productos reflejarán esta situación sin decir que la factura de lo que consuman los hogares podría incrementarse al doble o triple de lo que está hoy. Además, la industria perderá competitividad. Considero que es un crimen e inmoral ahuyentar las inversiones y restarles oportunidades a los más pobres. Si yo fuera uno de estos jueces de la CSJ me sentiría totalmente avergonzado con este fallo y trataría de encontrar la forma de corregir mi error.

El Convenio 169 de la OIT sobre Derechos de los Pueblos Indígenas no es vinculante, es decir, no puede pararse ninguna industria por el simple hecho de que la consulta dé como resultado que los pobladores no quieren el proyecto. La idea de las consultas es para hacer saber a los vecinos de qué trata el proyecto y que comprendan los beneficios para ellos y para el país. Es más, se aprobó el Convenio 169 pero aún no existe reglamento que normalice o estandarice la forma de hacer las consultas. En base a lo actuado hasta ahora ha sido una irresponsabilidad pronunciarse sobre un proyecto en una consulta ya que también han sido fuertemente politizados.

Es importante resaltar que al no tener poder vinculante las consultas mal hechas, el fallo de la CSJ debería ser a todas luces ilegal. Espero que la CC pueda hacer algo para corregirle la plana a la CSJ. Mientras tanto, millones de dólares se han perdido en una lucha legal que nunca debió darse. Volvamos a los principios básicos de la igualdad ante la ley y el respeto a los derechos individuales de la vida, la libertad y la propiedad.

http://www.s21.gt/2017/03/oxec-i-ii-justicia-politizada/

Salario mínimo diferenciado era para favorecer negocios de Baldetti

El juez Miguel Ángel Gálvez cuestionó a la exvicepresidenta Roxana Baldetti por la adquisición de acciones de un Centro Comercial en Zacapa, en el cual Baldetti propuso la apertura de cines y vinculó ese negocio con la implementación de un salario diferenciado en Estanzuela.

 

Baldetti adquirió el 40% de las acciones de la empresa Andalucía, Sociedad Anónima, propietaria de un centro comercial en Zacapa. En los compromisos adquiridos por Baldetti se encuentra que sería ella la responsable, señala el Juez, de atraer una franquicia de cines.

La critica surgió debido a que mientras ella adquiría las acciones del centro comercial, el Ejecutivo aprobó un Acuerdo Gubernativo para la creación del salario diferenciado en varios municipios incluido Estanzuela, Zacapa. “¿Será que esos son los compromisos que adquirió para las acciones (sonríe) por eso el salario diferenciado?” Cuestionó Gálvez.

 

El juez, que ahora se desplaza en el estrado para dar a conocer su razonamiento, se dirigió hacia Baldetti diciéndole: “Ya me imagino a una vicepresidenta, por gestiones no se le dificultaba si tenía a su persona de confianza”, dijo Gálvez para referirse a Juan Carlos Monzón.

El salario diferenciado fue aprobado por Otto Pérez Molina para que entraran en vigencia en 2015. Sin embargo, una serie de recursos planteados lograron que se declarara inconstitucional. A finales del año pasado, durante la breve administración de Alejandro Maldonado, se intentó resucitar el salario diferenciado. Pero, a inicios de este año fue declarado inconstitucional nuevamente.

 

El análisis del juez lo realizó mientras habló sobre la empresa Proinver, una de las cinco que integran el Grupo Estrella. El juez está analizado todos los indicios que presentó la fiscalía para ligar a proceso a los 57 imputados, incluida la expareja presidencial.

 

http://www.soy502.com/articulo/juez-reprende-baldetti-cines-zacapa-salario-diferenciado-5313