Convenio 175 de la OIT abre oportunidades

Por: Fernando A. Marín

En Guatemala se vive una problemática: la carencia de empleo, entendido este por la prestación de servicios bajo la dependencia continuada y dirección inmediata de una persona, trabajador, respecto de otra, empleador. Para lo cual, el Estado de Guatemala debe encontrar soluciones encaminadas al cumplimiento del fin supremo que es la realización del bien común. La aprobación del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo, Convenio sobre el trabajo a tiempo parcial, por parte del Congreso de la República, constituye una oportunidad para el empleo formal de miles de persona que se encuentran en condición de desempleo. Con esta nueva forma de contratación laboral se crea una alternativa para los empleadores y trabajadores.

La flexibilización del tiempo de trabajo históricamente han respondido a causas como el mejoramiento de la calidad de vida del trabajador, como sucedió posterior a la Segunda Guerra Mundial, que el mercado laboral se adapte a las necesidades productivas de los agentes económicos que generan empleo, y la creación de nuevas oportunidades para la demanda de oportunidades de trabajo. El mercado laboral tiende a evolucionando y por lo tanto la legislación laboral debe ajustarse para que exista un equilibrio entre la oferta y la demanda.

Cabe puntualizar que el trabajo a parcial, conforme el Convenio, exige que esta modalidad sea voluntaria y que, además, se goce de las protecciones básicas del trabajo a tiempo completo, incluyendo derechos individuales, sociales y de seguridad y salud para el trabajador. Y recalca la protección que se le debe dar a la maternidad. Ahora, será tarea del legislador crear una normativa adecuada para que exista seguridad jurídica respecto de cuáles serán las normas que rijan el trabajo parcial, con reglas claras y precisas. De manera que tanto el trabajador como el empleador tengan certeza de los derechos y obligaciones a que están sujetos.

Para los agentes económicos nacionales, tanto del sector privado como el público, tienen enfrente una oportunidad para regular una política de gestión moderna en la contratación de personal, tomando siempre en cuenta la seguridad y estabilidad del empleo. De igual forma el reconocimiento de trabajo a tiempo parcial crea un incentivo para la inversión de capital tanto nacional como extranjera. La oportunidad esta, solo es necesario que se acompañe de una política de Estado de atracción de capital e inversión y generación de empleo efectiva.

http://www.s21.gt/2017/02/convenio-175-la-oit-abre-oportunidades/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s