La trampa de la desmonopolización (I)

Los diputados de la Comisión de Seguridad Social y Previsión Social viajaron a Chile para conocer el sistema privado de pensiones. Entrevistado en Canal Antigua, el presidente de la comisión dijo que el viaje era pagado por una fundación de la que no conocía a sus integrantes. Cuestionado sobre cómo era posible que aceptara una invitación de esa naturaleza, reconoció que la comisión es presidida por el señor Alfonso Abril, miembro del grupo Desmonopolicemos al IGSS, por lo que existe un claro sesgo en la orientación de las propuestas que impulsarán. Habría que ver de dónde vienen los recursos de la Fundación Justicia y Libertad, para determinar si hay o no conflicto de intereses o, incluso, tráfico de influencias.

Resulta claro que la intención de “desmonopolizar” —para ser sinceros deberían decir desmantelar— el IGSS va en serio y goza del apoyo de un sector de la población. En la misma entrevista de canal Antigua varios mensajes señalaban al Lic. Cantón Lee y a este escribiente que somos defensores oficiosos del IGSS, que ignoramos el pésimo servicio que presta a los afiliados. Preguntaban si alguna vez habíamos tenido una cita en el IGSS.

Soy jubilado del IGSS y aunque, a Dios gracias, tengo más de dos años de no requerir las consultas del CAMIP, las últimas veces que acudí, el servicio era satisfactorio. Para exámenes en la Policlínica ciertamente las colas eran largas, pero cada vez que me encontré con algún amigo, que al principio renegaba de esto y lo otro, terminaba reconociendo que los servicios médicos y medicamentos que le proporcionaban, además de lo percibido en concepto de pensión, iban a superar, mucho antes de que alcanzara su expectativa de vida, el monto de lo que él y sus empleadores cotizaron a lo largo de su vida laboral.

Los servicios nunca fueron excelentes, pero en los dos últimos años —luego del feroz saqueo de la banda naranja— la calidad cayó al nivel más bajo en muchísimos años. El problema es, qué duda cabe, de gestión. Ocasionado por la falta de eficiencia y de probidad, agravada por la absoluta incompetencia de la gavilla encabezado por Rodríguez, el ahora procesado por múltiples delitos. Dicho sea de paso, en China Popular hace rato que lo hubieran fusilado.

Los diputados llegaron a Chile justo en el inicio del movimiento NO+AFP, que incomprensiblemente rechaza un estupendo modelo, capaz de acumular $165 mil millones en 35 años. Es posible que sea por una minucia: paga una pensión promedio de $275 (Q 2,100), en un país que en 2011 tenía un ingreso per cápita de $20,806 en paridad de poder adquisitivo, tres veces el de Guatemala ($6,866). Calcule usted, si llegamos a caer en la trampa de la desmonopolización, cuál sería aquí el promedio de una pensión. Y tome en cuenta que en Chile el trabajador cotiza el 10% de su sueldo, mientras que en Guatemala, entre empleador y trabajador, solamente el 4.5% para el IVS.

Visto lo anterior sería ocioso que los diputados preguntaran por qué Pinochet mantuvo el sistema público de pensiones de los militares, en tanto lo impuso al resto de chilenos. Por otra parte, el objetivo de un sistema de seguridad social no es, como dicen los promotores, activar el mercado de capitales y, menos, facilitar un negocio redondo a los administradores. Es proteger la salud de población afiliada y garantizar una pensión digna.

Tampoco era indispensable que los diputados viajaran hasta los confines del mundo, como dijera el papa Francisco. Con un viaje de 176 kilómetros a San Salvador, más que suficiente (continuaremos).

http://www.s21.gt/2016/08/la-trampa-la-desmonopolizacion-i/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s