Hambre por el IGSS

KARIN SLOWING

Se está levantando nuevamente la bandera de la privatización del IGSS. Aprovechando el clima anticorrupción y de depuración del Estado que predomina en el país, y la necesidad insatisfecha que tenemos los ciudadanos de obtener servicios públicos de calidad a cambio de nuestros impuestos, se argumenta de nuevo que la solución es transferir las funciones y los recursos de la institución a manos privadas.

Hace 20 años, la ambición por privatizar el IGSS se enfocó en el programa IVS (Invalidez, Vejez y Sobrevivencia). Se quería replicar aquí el modelo chileno de capitalización individual (cada quien deposita su contribución en su propia cuenta) sustituyendo el sistema actual donde las contribuciones tanto de empleadores como de los trabajadores van a un fondo común y se redistribuyen para hacer posible que todos los afiliados y sus familias tengan acceso a pensiones y a servicios de salud, sin que se vean discriminados por su salario.

Actualmente el hambre por privatizar (aunque le nombren “desmonopolizar”) se ha hecho más grande: ya no solo son las pensiones lo que interesa, sino también que los contribuyentes dejen de cotizar al IGSS y con ese dinero compren seguros privados de salud y de paso, se atiendan sus dolencias en sus redes de hospitales y centros diagnósticos. En este esquema, se pierde el efecto redistributivo que aporta el IGSS a los trabajadores de menores ingresos, quienes no tendrán opción más que atenderse en un IGSS desfinanciado, pues en el sector privado, su capacidad de pago difícilmente se los permitirá, replicando con ello lo que pasa en el Ministerio de Salud.

A quien gana relativamente bien, dejar de cotizar al IGSS y quedarse solo con el seguro médico privado le puede resultar atractivo. Válido querer la mejora en las instalaciones y posiblemente, personal un poco más amable (aunque sea, a veces, artificialmente amable). Pesa también que se gana en “status social” al poder pagarse un hospital privado, asunto que no es de menor importancia en nuestra sociedad de apariencias. En cuanto a la efectividad de la atención privada, pues no tenemos en el país información sobre lo que sucede en esos centros asistenciales, como para determinar objetivamente las diferencias.

Por otra parte, a diferencia de lo que ocurre en el sector privado, en el IGSS al derechohabiente no lo excluyen de la atención si no puede pagar, o porque tenga una condición preexistente; tampoco le dicen que su seguro no le alcanza para cubrir su necesidad médica (“ya se lo gastó”), o que por su edad ya no le atienden o solo le atienden ciertas cosas, a menos que compre otro seguro, y a veces ni así. Aun cuando el costo del seguro privado sea bajo, como ocurre con los seguros de los bancos, el tema son las exclusiones y las condiciones de acceso que vienen adjuntas en letra pequeña, sin que haya ninguna autoridad competente que vele por el tema.

Mejorar la calidad de la atención, asegurar la disponibilidad de medicamentos, ampliar su base de afiliación para mejorar la sostenibilidad del IGSS es posible aun en el contexto de una economía rentista que no genera empleo pleno y digno para las mayorías. Esta es la causal, junto al incumplimiento del Estado, de por qué el IGSS no ha logrado desarrollarse plenamente.

Resolver estos dos problemas está más allá del IGSS. Pero sus retos de gestión interna tampoco requieren privatizarlo. Es más un asunto de probidad, visión estratégica, compromiso de la Junta Directiva y de una gerencia que no se presta a transa alguna, y está dispuesta a asumir las decisiones e introducir las innovaciones que le urgen a la institución.

karin.slowing@gmail.com

 

http://www.prensalibre.com/opinion/opinion/hambre-por-el-igss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s