La Canasta Básica de Alimentos supera en 25 por ciento el salario mínimo

Los hogares que cubren su gasto con el salario mínimo tienen un déficit de Q670 para comprar alimentos.

El costo de la Canasta Básica de Alimentos fue de Q3 mil 315 mensuales para una familia de cinco integrantes, mientras que el salario mínimo vigente es de Q2 mil 644, es decir que un hogar que percibe este ingreso tiene un déficit de Q670 para cubrir los requerimientos nutricionales mínimos.

Lo que gastan los hogares para comprar 26 productos que integran la Canasta Básica supera en 25.3 por ciento el salario mínimo. Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) el mes anterior el incremento interanual fue de Q348.60 comparado con los Q2 mil 966.40 que se cotizó en abril de 2014.
En tanto que la Canasta Básica Vital, que incluye además de alimentos los rubros de salud, vivienda, educación, transporte y vestuario, se ubicó en Q6 mil 049.27; es decir que supera en 129 por ciento el pago mínimo.
Julio Díaz, coordinador de la Confederación Sindical del Suroccidente, señaló que la propuesta para fijar los salarios mínimos deberían de partir de la información del costo de las canastas que presenta el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El salario que se fija no corresponde a la realidad del país en el que existen áreas con extrema pobreza, agregó Díaz.

Se aceleran los precios
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE) la inflación en abril fue de 0.34 por ciento, siendo la más alta que se registra en el año. El ritmo inflacionario se situó en 2.58 por ciento, dentro de la meta prevista por la Junta Monetaria en un rango entre tres y cinco por ciento.
De las 12 divisiones que integran el IPC, en el último año la variación en el rubro de alimentos ha sido del diez por ciento y los rubros de transporte y vivienda tienen caídas de 7.41 y cinco por ciento debido a la baja en los precios de los combustibles y el servicio de electricidad.
En el caso de los alimentos, el tomate presenta un precio promedio nacional de Q3.52 por libra; y la carne de res se cotizó en Q29.70, aunque en algunas regiones se observaron precios de Q31.54 por libra.
Maynor Cabrera, economista de la Fundación para el Desarrollo Económico de Guatemala (Fedes), destacó que el efecto de la reducción del precio de los combustibles no ha sido duradero para que las empresas lo trasladen a su estructura de costos. Pero también los mercados en el país son poco competitivos, por lo que la reducción de costos tarda más en llegar a los consumidores, dijo.
Para Díaz, con el nivel de precios se obliga a que ambos jefes de hogar tengan que trabajar. El sector patronal y sindical debe apostar a la capacitación como un instrumento para mejorar los ingresos que perciben los trabajadores y que el mínimo no se convierta en el pago máximo.

Alto costo

En mayo de 2013 la Canasta Básica Vital, que además de alimentos incluye gastos necesarios de vivienda, educación , salud, transporte y recreación, rebasó los Q5 mil mensuales y pese a los acuerdos de estabilización de precios, en marzo alcanzó los Q6 mil.

“Se pierde competi-tividad porque el país es muy caro para vivir”.

Maynor Cabrera, economista Fedes

http://www.elperiodico.com.gt/es/20150508/economia/12198/La-Canasta-B%C3%A1sica-de-Alimentos-supera-en-25–por-ciento-el-salario-m%C3%ADnimo.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s