Perpetuando la pobreza

Aunque la verdad jurídica lo niegue no hay misterio alguno detrás de la forma en cómo generar nuevos empleos…

HUGO MAÚL R.

Lo entienda o no al Procurador de los Derechos Humanos; les parezca o no a determinados magistrados de la C.C.; lo aprueben o no las facciones más radicales del sindicalismo público; lo cierto es que nada de lo que hagan, dictaminen o denuncien en contra de los salarios diferenciados se traducirá en un mejor nivel de vida de la población que dicen proteger. Podrá asistirles la verdad jurídica; podrán regocijarse de su exitosa oposición a la medida desde la acomodada posición que les dan sus jugosos y seguros sueldos; que nada va cambiar para el pueblo guatemalteco que carece de oportunidades de empleo. Para su fortuna, los mecanismos de comprobación de la verdad jurídica no los obliga a demostrar cuantitativamente el supuesto impacto positivo de su defensa de los derechos humanos y laborales. En caso contrario, pequeño problema tendrían tratando de convencer al pueblo de Guatemala de los beneficios de sus buenas intenciones.

Aunque la verdad jurídica lo niegue, no hay misterio alguno detrás de la forma en cómo generar nuevos empleos y mejorar los salarios: la capacidad de generar empleo y mejorar los salarios es función de la productividad de los trabajadores. Solamente mediante el constante incremento de la cantidad y calidad de capital físico invertido por trabajador, el aumento en sus niveles de educación y capacitación y la mejora constante en la tecnología disponible para la producción puede crearse más empleo y mejorar los salarios. Es decir, mediante el crecimiento económico acelerado y el correspondiente aumento en la demanda por trabajadores. Según el profesor A. Blinder, consejero económico de la administración Clinton, aunque esta posibilidad “no constituya una panacea, mantener una economía en rápido crecimiento es la forma más efectiva de aumentar la demanda por trabajadores… [solamente] la fuerte competencia entre las empresas por conseguir trabajadores asegura el aumento de los salarios”. A lo que añade esta incómoda verdad: “cuando el desempleo es muy elevado y las empresas no tienen capacidad de contratar más trabajadores, es imposible pensar en aumentos salariales”.

Para evitar lecturas equivocadas, nadie en EE. UU. se atrevería a tachar al autor en cuestión como un ideólogo neoliberal o un mensajero del capitalismo explotador. Lo que esto sostiene este autor resume la sabiduría básica de la ciencia económica en el empleo: en ausencia de empresas con capacidad para contratar trabajadores adicionales, con procesos productivos medianamente sofisticados, niveles moderados de capitalización y cierta demanda por capacidades básicas y niveles mínimos de educación en los trabajadores, es imposible mejorar los salarios de los trabajadores. Aunque los mecanismos de construcción de la verdad jurídica no acepten esta sencilla lógica, la oposición sistemática a la inversión, la creación de empleo, sofisticación de la producción, mejora en la productividad, innovación y tecnología, lo único que asegura es perpetuar la pobreza.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20150414/opinion/11180/Perpetuando-la-pobreza.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s