Sindicalismo de Esclavos y Comunicado de la ISP

Sindicalismo de Esclavos

Quien consiente en la burla de su derecho,

empieza a tener alma de esclavo.

-Mario de la Cueva-​

​Hoy ha empezado a recorrer en las redes sociales una serie de cuestionamientos a la acción del Presidente de Guatemala de limitar la negociación colectiva en la administración púlbica.  La decisión pretende ser una fórmula indiscutible para corregir el déficit fiscal en tiempos de austeridad receta estudiada, elaborada y promovida por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales -CIEN-.  Sin embargo, no pocos han decidido cuestionar la aparente novedosa y valiente medida del Presidente y dentro de las críticas no escapa aquellas que se hacen a la pasividad de buena parte de la cúpula dirigencial sindical que pareciera mantenerse en un sueño propio de una horrible durmiente.

Inspirado por el hermoso reflejo de la luna que se encuentra el día de hoy en fase de  “creciente iluminante” y por el suave brillo que provoca en las túnicas y capuchas multicolores de los estudiantes universitarios en el Paraninfo en la segunda avenida del Centro Histórico, he decido suspender por un momento mi humilde colaboración en la construcción de carrozas para el desfile de mañana y escribir estas breves reflexiones luego de haber rebicido mi teléfono Ipad el comunicado ​de la Internacional de Servicios Públicos -adjunto comunicado- que se títula: El Presidente de Guatemala desafía a la OIT anulando todos los pactos colectivos en el sector público.

​Por lo tanto empiezo: ​

El año pasado el Presidente firmó un memorandum -adjunto a este correo- con el cual inció lo que ahora está haciendo con total libertad con relación a la limitación de los pactos colectivos en el Estado​

.  Una cosa importante: el año pasado no hubo una oposición o crítica de respetable relevancia a esta situación lo que ha facilitado el ​éxtito de esta estrategia del gobierno, que dicho sea de paso, responde directamente a los estudios que el CIEN de los empresarios y que realizaron, muy bien encargados, para criticar y promover la limitación del derecho de sindicalización en la administración pública (adjunto los estudios).  Es clara la perspectiva a mediano plazo que el éxito de esta limitación del derecho fundamental de libertad sindical y negociación colectiva en el sector público se replicará rápidamente al sector privado.

​Sin embargo, la seducción de los gobernantes para limitar la negociación colectiva en la administración pública no es algo nuevo.  A principios de este nuevo siglo el presidente Portillo emitió un acuerdo gubernativo para limitar los pactos colectivos -por lo menos hizo una ley no un memorandum como su sucesor Peréz Molina-.  En forma muy audaz la FENASTEG impugnó dicho acuerdo con resultados que tuvieron impacto a nivel global.  Resulta que la queja presentada por esa valiente federación produjo no uno, ni dos, sino que nada menos que tres párrafos en los pronunciamientos de decisiones del máximo órgano de control en la aplicación de las normas internacionales relativas a Libertad Sindical y Negociación Colectiva que es el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo.

Los alegatos de la FENASTEG estaban resumidos en no más de tres hojas y tuvieron ese agudo​ impacto no tanto por lo éxquisito de los alegatos sino ​por el evidente ​descaro de la acción del gobierno, lo que nos deja la valiosa lección que cuando se quiere hacer lo correcta basta con hacer lo mínimo pero con coherencia y sin consideración a la “pérdida de espacios” de muy evidente beneficio personal con el gobierno de turno​.

El famoso caso en el CLS de la OIT está identificado con el número 2194 y los tres párrafos de pronunciamientos son los siguientes:

21. Un Estado no puede utilizar el argumento de que otros compromisos o
acuerdos puedan justificar la no aplicación de convenios de la OIT ratificados.
(Véanse Recopilación de 1996, párrafo 13, y 330.º informe, caso núm. 2194, párrafo 791.)

999. En cualquier caso, cualquier limitación a la negociación colectiva por parte
de las autoridades debería estar precedida de consultas con las organizaciones de
trabajadores y de empleadores, intentando buscar el acuerdo de ambas.
(Véanse Recopilación de 1996, párrafo 884; 330.º informe, caso núm. 2194, párrafo 791 y
335.º informe, caso núm. 2293, párrafo 1237.)

1024. Si en virtud de una política de estabilización un gobierno considerara que
las tasas de salarios no pueden fijarse libremente por negociación colectiva, tal
restricción debería aplicarse como medida de excepción, limitarse a lo necesario,
no exceder de un período razonable e ir acompañada de garantías adecuadas para
proteger el nivel de vida de los trabajadores.

(Véanse Recopilación de 1996, párrafo 882; 299.º informe, caso núm. 1733, párrafo 242;
300.º informe, caso núm. 1806, párrafo 121; 306.º informe, caso núm. 1882, párrafo 432;
324.º informe, caso núm. 2060, párrafo 524; 330.º informe, caso núm. 2194, párrafo 789;
332.º informe, caso núm. 2132, párrafo 104 y 335.º informe, caso núm. 2293, párrafo 1235.)

En esa ocasión el gobierno de Guatemala aceptó con total cínismo que la limitación presupuestaria con relación a los pactos colectivos y aumentos salariales se hacía para cumplir nada menos que las recomendaciones hechas por el Fondo Monetario Internacional, extrema honestidad que seguramente motivo estos tres pronunciamientos que deja clara la violación a derechos fundamentales cuando se procede de tal manera.

Finalmente la audaz federación también presentó una acción de inconstitucionalidad contra dicho acuerdo y la no muy bien ponderada Corte de Constitucionalidad con vergonzosos argumentos declaró sin lugar la acción sindical y confirmó la limitación realizada por el Organismo Ejecutivo -adjunto la histórica sentencia – al mismo tiempo que el CLS de la OIT declaraba la tremenda violación a derechos fundamentales.  De esta forma se demuestra la complicidad de magistrados de altas cortes para blindar la estructura de impunidad laboral la que se estructura con un total despreció al derecho internacional que se encuentra vigente en Guatemala.

Cómo se acostumbra en estas pintorescas historias los gobernantes en régimenes oligárquicos como elque hay aquí en Guatemala, corren y van de nuevo, contra todo pronóstico, sin aprender de sus antecesores, así el actual presidente hace gala de su política antisindical y su total complacencia a los pobres argumentos de los téoricos del sector empresarial que no dudan en manifestar todo su desprecio por lo que consideran el pernicioso derecho de los empleados públicos a organizarse como trabajadores y por la muy nociva pretensión de aspirar a negociar colectivamente sus condiciones de empleo, actitud que convenientemente culpa a los pactos colectivos como principales responsables de los decalabros financierons del tesoro del Estado  invisibilizando la responsabilidad de los funcionarios que dirigen las instituciones y que son los que aprueban los pactos colectivos, por loo que son los principales responsables según la ley de Probidad del daño que hacen al institucionalizar privilegios por medio de algunos pactos colectivos de la administración pública.  El sindicalista podrá pedir, pero quien otorga es el funcionario que ejerce la rectoría de la entidad pública y a quién se le encomienda, bajo pena de responsabilidad pública, la buena administración del patrimonio estatal.

Tuvo que pasar más de una década para que un gobernante se animara a complacer al empresariado guatemalteco para restringir el derecho de negociación colectiva, pero esta vez se observan varias diferencias entre estas:

  1. a) Ya no existe ni audaz, ni valiente, ni coherente confederación, federación, sindicato o comité de trabajadores del sector público que sienta la suficiente indignación, amor propio y pena  para hacer aunque sea “algo” que funcione.
  2. b) El actual Presidente ya no guarda ni la más mínima compostura de un comportamiento políticamente correcto ya que las restricciones a derechos fundamentales las hace con memorandums o con simples instrucciones, el presidente Portillo por lo menos lo hizo con un acuerdo gubernativo, es decir, una ley publicada en el diario oficial, pero ahora ya solo falta que se haga por medio de un e-mail desde la casa presidencial hacia todas las dependencias públicas y a lo mejor con copia a los dirigentes sindicales que probablemente lo archivaran en el spam y no lo leeran nunca.
  3. c) Antes este tipo de cosas pasaban más desapercibidas, hoy hay más posibilidades de auditoría social con relación al desempeño de las organizaciones frente a estas arbitrariedades lo cual es una ventaja si se observa desde el lado positivo porque nos da a todos y todas la posibilidad de hacer lo correcto.

​Sobre todo estamos a un paso que toda el avance en la denuncia de la corrupción y la súplica social por la transparencia en la gestión pública en los poderes del Estado se aplique para analizar que este asunto se debe investigar y sancionar empezando por los funcionarios que aprueban algunas prestaciones que sí son lesivas al patrimonio público.​

​En esta cuaresma ruego por que los esclavos del sector público liberen su alma.

Feliz viernes de dolores para todos y todas, y que ​viva la Huegla.

Atentamente.

Un huelguero.

Saludos.

—————————–

A todas las afiliadas de la ISP

 

Leer en línea: http://www.world-psi.org/es/el-presidente-de-guatemala-desafia-la-oit-anulando-todos-los-pactos-colectivos-en-el-sector-publico

El Presidente de Guatemala desafía a la OIT anulando todos los pactos colectivos en el sector público

Marzo 25, 2015

Sólo días antes de que Guatemala discuta en el órgano de gobierno de la OIT, el Presidente General, Otto Pérez Molina, toma la iniciativa sin precedentes de prohibir los pactos colectivos en el sector público, sobre la base de que las medidas de austeridad son necesarias para tratar con el déficit fiscal desmesurado.

Esta decisión, entre otras drásticas decisiones que afectan a los servicios públicos, pone en contradicho los compromisos asumidos por su gobierno en una Hoja de Ruta establecida con la OIT, para garantizar precisamente la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva de los trabajadores públicos, en conformidad con el convenio 154 de la OIT, ratificado el 29 de octubre de 1996.

En solidaridad con la posición tomada por los sindicatos en Guatemala, nosotros rechazamos enfáticamente esta medida.Guatemala es considerada como uno de los países más peligrosos en el mundo para ejercer el sindicalismo. Muchos dirigentes y activistas sindicales han sido asesinados o amenazados y la mayoría de los perpetradores no han sido juzgados.

La ISP encabezó una delegación de alto nivel en Guatemala en agosto de 2013, donde la Secretaria General de la ISP, Rosa Pavanelli, dijo al Presidente y a sus Ministros de Trabajo, Salud e Interior que,

“Defender los derechos de los miembros de nuestros sindicatos afiliados en Guatemala es nuestra prioridad número uno – y continuará a serlo hasta que la situación de los sindicatos y de los trabajadores en este país no mejore.”

Hasta la fecha de hoy el Gobierno de Guatemala no ha cumplido con la Hoja de Ruta. Además, no está cumpliendo con los términos de los pactos colectivos firmados después de largas negociaciones, como el pacto colectivo conseguido por los sindicatos con el Ministerio de Salud y la Compañía Municipal del Agua (EMPAGUA).

La ISP lo dejó claro en reuniones de seguimiento con el Presidente en marzo de 2014, y más recientemente con la Vice-Ministra de Trabajo el 4 de marzo de 2015, que es necesario iniciar el diálogo a nivel sectorial con los trabajadores de servicios públicos para discutir temas que afectan e impiden el desarrollo de este importante sector.

La ISP ha enviado una carta al Presidente of Guatemala pidiéndole que cambie políticas y que introduzca una política nacional que promueva respeto hacia los sindicatos y que fomente la negociación colectiva.

La ISP pide a todas sus afiliadas mandar una carta de protesta al Gobierno de Guatemala para que respete los derechos humanos, así como el derecho a una vida digna, a un trabajo decente, y a la libertad de asociación y de negociación colectiva.

Para más información:

———————————————————–

PSI RIGHTS

PUBLIC SERVICES INTERNATIONAL

45 avenue Voltaire

01210 Ferney-Voltaire FRANCE

www.world-psi.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s