Guatemala con la mayor cantidad de pobres crónicos de América Latina

La disminución proyectada en los índices de crecimiento económico podría aumentar las cifras de pobres extremos en los próximos años, según estudio del BM.

Desigualdad en la riqueza

Para el director del Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), Jorge Santos, la condición que se vive en el país, es debido al modelo de desarrollo de la concentración de la riqueza, que es poco capaz de distribuirla de manera equitativa. Además, por la poca inversión que los gobiernos han hecho para mejorar los servicios vitales de los guatemaltecos.
“Tenemos mala calidad educativa y de salud, que son elementos fundamentales para salir adelante, pero peor aún, el sistema no les permite ganar mejor porque tenemos los peores salarios de la región”.

Un nuevo estudio elaborado por el Banco Mundial (BM) revela que de toda la región latinoamericana, Guatemala sostiene la mayor cantidad de pobres crónicos, es decir, aquellos que durante la década pasada (2004-2014) no lograron salir de la pobreza.
En promedio, la pobreza crónica representa el 21 por ciento de la población de la región, y con las tasas más altas figuran Nicaragua con 37 por ciento y, Guatemala con 50 por ciento, posicionándose como la cifra más alta.
Entre los países con menores tasas se encuentran Uruguay, Argentina y Chile, los que registran cifras en torno al diez por ciento.
Los olvidados, pobreza crónica en América Latina y el Caribe, es el nombre del trabajo investigativo que evidencia que en total, uno de cada cinco latinoamericanos, o alrededor de 130 millones de personas, no han dejado de ser pobres.
El promedio con que han subsistido esas personas, es con menos de US$4 al día a lo largo de sus vidas.
Mejoría puede menguar
Se estima que en la última década, 70 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza y se “graduó” como clase media. Pero aún así cerca del 12 por ciento de los habitantes continúa en la pobreza crítica.
La mayoría de las mediciones confirman que en esos diez años se dio una de las más efectivas tasas de crecimiento económico. Salvo 2009, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita creció de manera sostenida a una tasa promedio de 2.5 por ciento.
Durante ese tiempo, la pobreza disminuyó más de 16 puntos porcentuales, de 41.6 por ciento en 2003 a 25.3 en 2012. Y la pobreza extrema se redujo a la mitad durante el mismo periodo, de 24.5 a 12.3 por ciento.
No obstante, esa mejoría podría menguar en los próximos años, debido a que el crecimiento regional bajó de seis por ciento en 2010 a 0.8 por ciento en 2014.

En 2012, en Guatemala el 50 por ciento de la población pobre permaneció igual.

En 2012, en Guatemala el 50 por ciento de la población pobre permaneció igual.

Crecimiento desigual
El crecimiento económico de la década de 2000 no fue de gran ayuda para los pobres crónicos por dos motivos, en primer lugar, los países con las tasas más altas de pobreza crónica fueron los que menos crecieron.
Por ejemplo, Guatemala creció menos del uno por ciento al año, y aproximadamente el 50 por ciento de la población inicialmente pobre permaneció en la misma situación en 2012.
En el otro extremo, Panamá experimentó un crecimiento del seis por ciento anual, y el 20 por ciento de la población permaneció en la pobreza entre los años 2004 y 2012.
Áreas rurales y urbanas por igual
Determinó también, que la pobreza crónica está presente tanto en las áreas urbanas como en las rurales. De hecho, zonas urbanas de Chile, Brasil, México, Colombia y República Dominicana tuvieron más pobreza crónica entre 2004 y 2012 que las rurales.
“La pobreza existe y persiste debido a limitaciones tanto dentro como fuera del hogar, desde la falta de motivación y destrezas adecuadas hasta la falta de servicios básicos como agua potable”, detalló Jorge Familiar, vicepresidente del BM para América Latina y el Caribe.
Ana Revenga, directora para pobreza del BM, dijo que además de concentrarse en el acceso a los servicios básicos y a buenos empleos, las políticas públicas “deben tener en cuenta también las muy reales barreras aspiracionales y sociales que enfrentan los pobres crónicos.
De lo contrario, será demasiado fácil que los más vulnerables queden fuera de los programas de seguridad social, sin importar lo específico que sean los programas”, agregó.

50% es la tasa de pobreza crónica en Guatemala.

130 millones de habitantes en América Latina son pobres crónicos.

Desigualdad en la riqueza

Para el director del Centro Internacional para Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), Jorge Santos, la condición que se vive en el país, es debido al modelo de desarrollo de la concentración de la riqueza, que es poco capaz de distribuirla de manera equitativa. Además, por la poca inversión que los gobiernos han hecho para mejorar los servicios vitales de los guatemaltecos.
“Tenemos mala calidad educativa y de salud, que son elementos fundamentales para salir adelante, pero peor aún, el sistema no les permite ganar mejor porque tenemos los peores salarios de la región”.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20150310/pais/9691/Guatemala-con-la-mayor-cantidad-de-pobres-cr%C3%B3nicos-de-Am%C3%A9rica-Latina.htm

Anuncios

Un comentario sobre “Guatemala con la mayor cantidad de pobres crónicos de América Latina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s