Cuando la competitividad se reduce a mano de obra barata

Cuando la competitividad se reduce a mano de obra barata

Influidos por las ideas de libre mercado de Thatcher, Reagan y la Universidad Francisco Marroquín, muchos empresarios abrazaron la ideología de la apertura económica y el fin del proteccionismo industrial. Desde hace diez años que la economía guatemalteca es de las más abiertas de la región, según indicadores. Ha avanzado también en su integración en la globalización. Algunas han logrado sobrevivir al aliarse con grandes empresas, otras han caído en las cadenas más bajas del valor agregado, y otras están desapareciendo. Mientras tanto, todas buscan reducir costos. Por eso violan derechos laborales, como varios empresarios de diferentes ramas lo afirmaron. Esa es una de las ventajas que ofrece Guatemala para el mundo.

Una trabajadora de maquila en Guatemala.

NAC

La idea de la más grande fábrica de acero de Centroamérica comenzó en la Italia de Mussolini. Tras la crisis de 1929 vino el descalabro de la industria italiana, y un ingeniero milanés, Agostino Rocca, fue el encargado de dirigir su reconstrucción. Allí aprendió el negocio del acero.

Migró a Argentina y desde ahí, con apoyo estatal, lanzó la empresa Techint, que importaba maquinaria y acero al amparo de la industrialización que promocionaba el entonces presidente Juan Domingo Perón en los cincuenta. Pero su despegue internacional vino en la década de los noventa, cuando varios Estados latinoamericanos comenzaron a privatizar sus principales industrias, el acero incluido. Fábricas en Venezuela, Argentina, Colombia, México, y Estados Unidos fueron compradas. Ahí surgió Ternium, que hace diez años compró Ingasa, la mayor productora de acero plano en Guatemala (conocida por las láminas Pantera).

Láminas Pantera.

Ahora Techint emplea a más de 59 mil personas en todo el mundo y tiene ingresos por más de US$25 mil millones. Ternium es un proyecto más modesto: emplea a más de 600 personas en cuatro países centroamericanos, tiene una facturación de más de US$160 millones, y posee más del 35% del mercado en el país.

La amenaza china (y sindical)

Pero esa fuerza no se compara con su principal adversario económico: China y sus 10 principales empresas acereras, que poco a poco han ido acaparando el mercado mundial hasta llegar al 50%.

Ternium respondió. A inicios de marzo despidió a 27 trabajadores bajo la excusa que debían recortar costos. “Los despidos fueron legales”, enfatiza Sebastián Castro, director de Ternium en Centroamérica. “Teníamos que recortar personal y, te soy sincero, tenerlos ahí es un costo adicional. No los necesito”.

Castro se refiere a la orden de un juez de trabajo de reinstalarlos tras la demanda que recibieron de parte de los trabajadores, que por esos momentos formaban un sindicato. “Nosotros dimos aviso en acta que íbamos a formar un sindicato, y dos días después nos despidieron”, dice Walter Rodríguez, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ternium. Según Rodríguez, por el trámite de formación del sindicato la empresa estaba emplazada, por lo que no podía realizar despidos.

Castro lo contradice y entre ellos hay una versión encontrada. El caso tuvo que llegar a la Corte de Constitucionalidad para ser parcialmente resuelto. Ahora 15 de los 27 trabajadores están de regreso en la planta (los otros desistieron del conflicto y renunciaron).

La demanda le valió a Ternium ser incluido entre las 16 empresas que violan derechos laborales para poder competir globalmente, según dijo Estados Unidos a fines del año pasado. Castro aclara que el caso está ya resuelto, y que lo importante es la amenaza china: “China es un país donde no existe el libre mercado. Ellos mismos y la Organización Mundial del Comercio (OMC) lo aceptan. Y en esas condiciones vienen a competir […] El gobierno va a tener que hacer algo, como se hizo en México”.

Y la Gremial de Industrias de Metalurgia, según su presidente, Miguel Giorgios, da un apoyo completo a Ternium y pide al Ministro de Economía, Sergio de la Torre, que actúe frente al problema. Sobre la demanda de Estados Unidos, dijo no saber nada.

La competencia de China es, en efecto, voraz. De los costos para producción, la mano de obra es 28% más cara en Guatemala que en China, la energía es 300% más barata en China y el gas un 48% menor. A eso se suma el apoyo de su Estado y el irrespeto por los derechos laborales de los trabajadores chinos. Las inversiones iniciales y de modernización las hace el Estado chino, las empresas están exentas de impuestos, y con todo eso la rentabilidad declarada de las principales 80 acereras chinas es de un 0.8%. Para mantenerse, el resto de acereras del mundo deben estar arriba de un 17%.

Las importaciones de acero laminado a Centroamérica han aumentado en un 69%, bajando los precios a un punto que les ha resultado difícil competir.

El fondo del problema para los trabajadores no está aún resuelto: la formación del sindicato es para exigir un convenio colectivo y mejorar así la situación de sus salarios. Mientras tanto, Castro alega que si la competencia desleal china continúa no sólo esto va a ser imposible, sino que la empresa tendrá que cerrar.

Generar desarrollo desde el fondo de la cadena de valor

«La globalización mató a los sindicatos», sentencia Alejandro Ceballos en la sede Vestex, dentro del edificio de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), en la acomodada zona 13 de la Ciudad de Guatemala. Ceballos es un veterano en la maquila. Con soltura y sin el enojo de otras entrevistas, discute las dificultades para competir en mercados tan volátiles y competitivos.

La gremial que representa, las maquilas que exportan hacia Norteamérica, fue la más señalada en la demanda laboral de Estados Unidos. Ceballos ha sido el principal vocero de una postura sin medias tintas: los exportadores están en contra de fortalecer a la Inspección General de Trabajo (IGT) y prefieren que los conflictos sigan el camino de los juzgados, que según estadísticas son los más lentos y desobedecidos del Organismo Judicial.

Ceballos dice no entender la postura de los estadounidenses. A finales de los años ochenta, la agencia de cooperación de ese país, la AID, pagó por años el presupuesto de su organización inicial, la Gremial de Exportadores (Grexport),según un estudio del sociólogo William Robinson.

Pero desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio, que favoreció sobre todo a los importadores y a la venida de Inversión Extranjera Directa, las regulaciones comenzaron a hacerse más fuertes. Regulaciones como no permitir la violación a los derechos laborales.

La mano de obra maquilera

En la maquila el 60% del costo de producción depende del pago de la mano de obra. Por eso se hacen malabares para poder reducir el costo. En su antigua fábrica, Polar, Ceballos instaló turnos que llamó 4*4: cuatro turnos de once horas diarias, por cuatro días, y rotaciones continuas. En esta modalidad las horas extra no eran pagadas. Según el Código de Trabajo, esto es ilegal.

“Pero eran modalidades bastante productivas donde a varios trabajadores les convenía. De hecho varios venían a solicitarme estos cambios porque ganaban más […] Pero esas opciones no se pueden hacer por los sindicatos”, explica Ceballos. Y añade que había muchos casos en donde trabajadores saboteaban la maquinaria para no trabajar, o llegaban, se embarazaban y lo volvían una práctica recurrente por años, en algunos casos.

El problema es mucho más complejo, como después aceptó el presidente de Vestex. Reducir los costos de producción, sobre todo el salario, es vital para que los maquileros puedan competir en un mundo altamente competitivo, con China siendo un competidor que los rebasa por mucho. “Eso para empezar, porque si mencionamos lo que vino a ocasionarnos la paca (importadoras de ropa donada)y la crisis de 2009, es un problema ya con historia”, continúa.

En el mercado mundial de los textiles, las fábricas guatemaltecas se ubican en la parte más baja de la cadena. En lo más alto están las marcas multinacionales, como Polo, Target, JC Penney y Wallmart. Estas hacen contratos con un intermediario o broker,  el cual establece un número de piezas y un precio ya establecido por el que serán compradas. Se dan los moldes y los diseños.

Con ese contrato el broker debe cobrar y luego encontrar a los productores, generalmente dividiendo lotes entre el Este Asiático y Centroamérica. A estos productores les toca una parte ya menor de ese contrato firmado, por lo que realizan todo tipo de medidas, como no pagar horas extra, para poder tener su parte. En el último eslabón de la cadena están los trabajadores de las maquilas, que obtienen una tajada muy ínfima de ese gran contrato que se firmó en una oficina de Nueva York.

Por eso los abusos. Abusos que usualmente ninguna de las grandes marcas se entera. Los tratos se hacen como subcontrataciones, en donde toda responsabilidad de la gran empresa queda fuera de lugar.

El caso de la maquila Alianza es el más fuerte. Según el Instituto para los Derechos Laborales y Humanos, con sede en Nueva York, Alianza debe en la actualidad a más de 1,300 trabajadores un total US$6 millones en salarios y prestaciones no pagadas por 12 años.

¿Qué opinan de esto JC Penney y otras compañías?

Nómada trató de contactar a Target, JC Penney, Weat Seal, Xoxo, New Creation Inc. y Kohl’s, todas empresas que reciben prendas de las empresas que Estados Unidos señaló de violar derechos laborales. De todas ellas, solamente JC Penney y Kohl’s contestaron. La primera dijo que ellos manejan un código de ética para las empresas que subcontratan y que hacen lo posible por que se cumpla. ¿Y la demanda de Estados Unidos? Ya no hubo una respuesta. Kohl’s afirma que ya estaban enterados del caso y que ya está resuelto, ya que las empresas Avandia y Fribo, que los abastecían, están ya cerradas.

Una tienda de JC Penney en Estados Unidos. Foto: Businessweek.com

Avandia y Fribo eran llevadas por dos coreanos, que Ceballos no duda en llamar “bandidos”. Cuando se levantaron las órdenes de jueces para pagar salarios vencidos, huyeron del país. Los procesos siguen abiertos.

Ni Alianza ni Koa Modas, otra empresa también señalada en el informe de Estados Unidos, quisieron hablar con Nómada para este reportaje.

La palma también viola derechos laborales, según EE.UU.

Cuatro de las más grandes empresas de la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma) también fueron señaladas por EEUU. Su directora ejecutiva, Susana Siekavizza, no entra en detalles sobre la demanda, sólo afirma que Grepalma apoya el fortalecimiento del estado de derecho, incluidos los derechos laborales.

Una plantación de palma en Guatemala. Foto: Carlos Sebastián.

Santiago Molina, empresario de la palma y presidente de la Cámara del Agro, respondió que la violación de derechos laborales es una práctica común en el país, menos en la producción de palma. ¿Y qué pasa del detalle que da el informe, donde se dice que inspectores de trabajo y miembros de la Oficina del Alto Comisionado en Derechos Humanos de la ONU visitaron las fincas y no los dejaron entrar? “Eso es como decir que tocaron el timbre y nadie les abrió. Nosotros somos totalmente respetuosos de la ley. Además, esas demandas son verbales. No hay ningún registro que hemos violado derechos laborales”.

Sí los hay, de hecho. Según el Alegato Inicial norteamericano, los mismo trabajadores de las fincas de palma tuvieron que pagar al inspector de la IGT para que hiciera revisión. El Alegato cita varios documentos de la IGT en donde queda probado lo contrario, la poca diligencia de las empresas palmeras a dar los datos solicitados.

En la producción de la palma africana la mano de obra también es fundamental. Representa un 70% del costo.

Molina, que también presidió el Cacif,  tiene un tono menos afable y cordial que los otros dos empresarios entrevistados, más jóvenes que él. Y al contrario de ellos, no tiene quejas sobre la competencia de la globalización. A ellos les ha abierto puertas. La palma africana surgió también como una opción de diversificar luego de la crisis económica de los ochenta. Muchos finqueros o ganaderos, como él mismo, comenzaron a hacer una transición lenta. Y los últimos años les dan la razón.

El aumento de la superficie cultivada de palma aumentó en esa década en un 270% y la producción en un 84% en los mismos años. Nuevos canales de comercio se abren en un mundo que busca energías renovables y más limpias, como suelen llamar a los agrocombustibles. Además, cada vez se sustituye más otros tipos de aceites (canola, soya, girasol) por el de palma africana, que es más barato de producir. La costa sur del país, por ejemplo, tiene la más alta productividad de palma del mundo.

Y en su cadena de producción, muchas grandes empresas son sus principales compradores. Desde Purina hasta productores de jabones, pasando por aceites Olmeca, Ina o Patrona.

Aunque la Grepalma lo niega y no quiera hablar de esto, estos logros se han hecho, según varias investigaciones, a costa de despojar a cientos de familias q’eqchiís de sus tierras al arrinconarlos.

Estas familias, como las de los trabajadores de las maquilas y otras industrias, son el último eslabón para la competividad del país.

Rodrigo Véliz
/Llegó al periodismo por la investigación y el deseo de ayudar a informar. Confía como Camus y Gelman en que la transición al periodismo, si es claro el objetivo, es posible. Colabora con el CMI-G.

https://nomada.gt/cuando-la-competitividad-se-reduce-a-mano-de-obra-barata/

Anuncios

Salarios en las antípodas

Distancias insalvables de la brecha social.

ANAMARÍA COFIÑO K.

Es buena la noticia de que el pleno de la Corte de Constitucionalidad suspendió de forma temporal el salario mínimo diferenciado que se pretende implantar en cuatro municipios del país. Reducir un salario –de por sí insuficiente– es un abuso que contribuye al empobrecimiento generalizado. Si tan solo la canasta básica está alrededor de tres mil doscientos quetzales, ¿cómo pretenden que viva una familia con mil quinientos quetzales al mes? O con lo que legalmente establece la ley y que no se cumple en muchísimos casos, (Q2,450.00 mensuales, según Acuerdo Gubernativo 470 de diciembre de 2014).

Con el pretexto de “crear fuentes de trabajo formales”, sin decir en qué condiciones, los empresarios querían sangrar formalmente a la gente más necesitada para sacar sus ganancias. Ese es el punto. No se trata de “tener” empleados en calidad de esclavitud, como suele ser en las maquilas, sino de cumplir las leyes y mejorar realmente las condiciones de vida. Disfrazándose de inversionistas responsables, creen que encubren la voracidad que se esconde detrás de una medida que atenta contra la clase trabajadora en su conjunto, además de que ofende a la población al violar los derechos conseguidos a través de históricas luchas sociales.

Si de invertir se trata, hay que pagar todos los impuestos que corresponden, de acuerdo a los ingresos, para construir escuelas y hospitales con personal y recursos suficientes para atender a las grandes mayorías que no hay manera que gocen del desarrollo que dicen estar generando. Vergüenza debía darles plantear semejantes absurdos, pero quienes han actuado bajo el cobijo de la impunidad se sienten seguros de hacer lo que les place porque cuentan con el apoyo de la represión para imponerse a la fuerza, como están haciendo con los megaproyectos.

El mismo hecho de querer experimentarla en cuatro municipios constituye una segregación y es una división más entre los pueblos. Creen que porque la gente padece la miseria que el sistema genera, tiene que aguantar la explotación más salvaje.

Propuestas como esta, apoyadas por el Ejecutivo para favorecer a las industrias de diverso tipo que exportan materias primas y productos elaborados a costa de la explotación de bienes y personas, han sido características de este gobierno. Afortunadamente se las han hecho retroceder. Bien se ve que sus propuestas políticas están diseñadas torpe y arbitrariamente. Y que hay un movimiento social que resiste y se opone a las injusticias.

La acción presentada por la Procuraduría de Derechos Humanos señaló tal medida como un acto de discriminación que viola la legislación nacional y los tratados internacionales. Esperamos ver el desenlace de este proceso que puede ser decisivo para el futuro.

En materia de salarios hay un abismo gigantesco: ricos y empobrecidos en las antípodas, extremos distantes que son la auténtica causa del conflicto. Es aquí donde radica el terrorismo de la injusticia.

http://www.elperiodico.com.gt/es/20150131/opinion/7865/Salarios-en-las-ant%C3%ADpodas.htm

Mejor no nos defiendan compadres

Gracias a las acciones del “Defensor del Pueblo” y de la decisión de cuatro magistrados de la C.C., los millones de guatemaltecos desempleados y subempleados, representados por los trabajadores de San Agustín Acasaguastlán, Guastatoya, Masagua y Estanzuela, vuelven a tener derecho a ganar el salario mínimo nacional, aunque no tengan un trabajo en donde lo puedan devengar. El fallo de la C.C. preserva el derecho de los trabajadores a emplearse en igualdad de condiciones en cualquier sector económico, aunque no existan en sus localidades más que actividades básicas de sobrevivencia. Esta decisión provisional de la C.C. garantiza el trato igualitario a todos los trabajadores, impidiendo que se generen puestos de trabajo que paguen a unos Q1,500 mensuales más prestaciones, IGSS e Irtra y los condena a seguir viviendo con Q800 o Q900 al mes, si es que consiguen trabajo.

La realidad de millones de guatemaltecos en la informalidad laboral y el subempleo en nada cambia debido a esta decisión. Las madres trabajadoras seguirán viéndose obligadas a buscar trabajo en lejanos centros urbanos, consumiendo parte importante de su vida y salario en largos viajes entre su casa y su lugar de trabajo, o bien resignándose a vivir de lo poco que puede conseguir su cónyuge de cuando en cuando, cuando pudieron haber conseguido un trabajo formal cerca de sus familias. Millones de personas seguirán trabajando en actividades agrícolas informales temporales, de sol a sol y en precarias condiciones, pudiendo haber trabajado jornadas de ocho horas, con derecho a pago de horas extras, vacaciones y feriados y, en el caso de las mujeres embarazadas, descanso con goce de sueldo en el periodo pre y posnatal.

La inconformidad de estos alcaldes contra el reciente fallo de la C.C. es la inconformidad de millones de guatemaltecos que lo único que anhelan es tener un trabajo; los rostros perplejos de estos alcaldes, que ven cómo la maquinaria estatal arremete contra ellos sin piedad, es el rostro de un pueblo que no entiende la forma en que los defiende su supuesto “Defensor” y sus “justos” jueces constitucionales. No queda más que hacer eco a la pregunta que los cuatro alcaldes hacen en su comunicado de prensa: Ustedes, señor Procurador de los Derechos Humanos y señores de la C.C., ¿qué defienden? ¿A quién defienden?

http://www.elperiodico.com.gt/es/20150131/opinion/7868/Mejor-no-nos-defiendan-compadres.htm

Salario diferenciado crea divergencias

El pago de Q1 mil 500 mensuales aprobado por el Gobierno quedó suspendido por la Corte de Constitucionalidad.

Sin un cambio que beneficie a la población, la pobreza, la migración y el desempleo seguirán,  dijo Blanca Alfaro, alcaldesa de Masagua.

¿Cuál es su opinión del fallo de la CC?

Respetamos la legalidad, pero aún está en estudio y no es una resolución final.

¿Cuánto han avanzado?

Ya habíamos recibido a 19 inversionistas, la mayoría de ellos coreanos.Además, el Instituto Técnico de Capacitación (Intecap) había comenzado a capacitar a más de 90 jóvenes que aprenderían a hacer corte y terminación final de la prenda.

¿Van a detener la formación?

Debe continuar, porque los seres humanos capacitados son distintos y le da a las personas un oficio nuevo.En algún momento el país avanzará en el tema de industrialización.

¿Qué tipo de empresas querían abrir?

Manufactura ligera para ensamblaje de celulares, repuestos y prendas de vestir.¿Qué pasaría si no se permite esa iniciativa?Las mujeres seguirán lavando ropa y los hombres, llevando leña por un pago mucho menor.

El abogado laboralista Miguel Ángel Lucas señaló ayer que un salario diferenciado de Q1 mil 500 es ilegal.
¿Qué ilegalidades veían en ese pago?

Hay discriminación y violación de los derechos de los trabajadores, porque ellos no comen solo la mitad de lo que comen los demás trabajadores.

¿Qué artículos de la Constitución se violan?

El artículo 2, porque no se garantiza el desarrollo integral de la persona.El principio de seguridad jurídica también.El artículo 152 también, porque las autoridades se sobrepasan del poder que les dan.

Los funcionarios aseguran que Q600 ganan las personas. Primero, ellos hacen un reconocimiento de que no cumplen con la Ley porque hay un salario mínimo que debe ser cumplido.Además, no hay igualdad ni para los empresarios, porque a unos se les obliga a pagar el salario mínimo y a otros no.

¿Cómo califica a los trabajadores que aceptan eso pago?

La necesidad tiene cara de chucho. Hay entidades del Estado que no pagan el salario mínimo, pero el trabajador, ante la necesidad, acepta.

Alejandro Ceballos, miembro de la junta directiva de la  Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex), señaló que el pago diferenciado habría generado empleo.

¿Qué opinión le merece la oposición al pago diferenciado?

Hay una ignorancia muy grande por parte del procurador de los Derechos Humanos sobre el salario mínimo.

¿Qué interés había?

Solo en Masagua, Escuintla, esperábamos a mil personas inscritas para aprender a coser. También había interesados en Estanzuela, Zacapa.No se trata de pagar salarios más bajos, sino el pasivo laboral, el costo de seguridad social y aguinaldo serían calculados sobre los Q1 mil 500.

¿Cuál era el incentivo?

Para una planta de cuatro mil empleos en cinco años es un ahorro solo de prestaciones por Q10 millones, lo que vuelve atractivo al país para invertir.Pero no entienden el punto, porque fomentaría mayor empleo.

¿Pero no ganarían solo Q1,500?

Las personas no trabajarían  por eso, porque no les alcanzaría ni para el transporte, pero recibirían pago por productividad.

Decisión

Corte dividida

Los magistrados de la Corte de Constitucionalidad también mostraron opiniones diferentes en la resolución que suspendió de manera temporal la aplicación del pago diferenciado de Q1 mil 500. Gloria Porras, Juan Carlos Medina, Héctor Trujillo  y Mauro Chacón votaron  a favor de suspender provisionalmente ese pago.En contra votaron Roberto Molina Barreto, Héctor Hugo Pérez Aguilera y Alejandro Maldonado.

Los municipios donde se aplicaría la medida son Estanzuela, Zacapa; San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso; y Masagua, Escuintla. Se debe esperar la resolución final.

EDDY CORONADO / Guatemala

CC deja en suspenso salarios diferenciados en 4 municipios

La Corte de Constitucionalidad (CC) decidió suspender de forma provisional los salarios diferenciados que se aprobaron para los municipios de Masagua, Escuintla; San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso, y Estanzuela, Zacapa, al dar con lugar un amparo presentado por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

La CC había rechazado otras acciones presentadas por el Movimiento Sindical Indígena y Campesino Guatemalteco (Msicg).

Los magistrados que resolvieron a favor de la petición del PDH fueron Gloria Porras, Carlos Medina, Héctor Trujillo y Mauro Chacón. En contra, pero con voto razonado, se pronunciaron Roberto Molina Barreto, Alejandro Maldonado y Héctor Pérez Aguilera.

En las dos ocasiones anteriores, la votación fue de cuatro en contra y tres a favor, situación que cambió en la votación de ayer.

Molina Barreto, presidente de la CC, explicó que habían adquirido un compromiso de esperar a tener opiniones de otros sectores de la sociedad, relaciones exteriores, organizaciones sindicales, ministerios de Economía, Trabajo, y al mismo Ombudsman para tener más elementos, “pero sorpresivamente el doctor Chacón cambió de criterio”.

Contradicción clara
El titular de la PDH, Jorge de León Duque, indicó que veían clara la contradicción de estos salarios diferenciados con la Constitución de la República, los principios fundamentales de la declaración universal de derechos humanos y demás instrumentos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), independientemente de la buena voluntad que se puede tener para atender las condiciones de miseria en que se encuentra el país, pero no es correcto castigar al trabajador, sino lo mejor es buscar mejorar otras soluciones.

Carlos Contreras, ministro de Trabajo, señaló que se siente “muy conmovido y preocupado porque de esta manera lo que se hace es retrasar la posibilidad, impedir la posibilidad, de que hoy los trabajadores más pobres de Guatemala, que carecen de una oportunidad puedan tener la esperanza de que al fin van a tener un puesto de trabajo formal”.

Agregó que “lo lamentable es que siempre en una discusión y en un debate elitista y metropolitano no se tome en cuenta el clamor y la demanda desesperada de los más pobres a tener una oportunidad de trabajo”.

El dirigente de la Confederación de Unidad Sindical de Guatemala, Carlos Mancilla refirió que ven con buenos ojos esta decisión, ya que están totalmente en desacuerdo y han “rechazado energéticamente” la decisión del Gobierno por considerar que no solo fue un acto de abuso, sino discriminatoria.

Mediante un comunicado los alcaldes de las circunscripciones económicas para el desarrollo (Cedes), manifestaron que les tomó por sorpresa la decisión del CC y de la PDH porque sin “habernos escuchado deciden proteger los derechos de quienes ya están protegidos”.

Los alcaldes se quejan de que las entidades del Estado “les han dado la espalda a nuestros pueblos en su legítimo derecho de buscar una alternativa como solución a la pobreza y marginación”.

En Cifras

Salud y seguridad ocupacional

A partir del 7 de febrero próximo entrará en vigencia el Acuerdo Gubernativo número 229-2014, el cual obliga a los patronos en general a cumplir nuevas condiciones de Salud y Seguridad Ocupacional (SSO).

Dicho Acuerdo fue publicado en el Diario Oficial el 8 de agosto 2014 y conforme a su artículo 559, entra en vigencia seis meses después de su publicación. Este Acuerdo afecta a todo patrono, sin importar si es lucrativa o no, por lo que las empresas, asociaciones, fundaciones, universidades, iglesias, centros educativos, una vez sean patronos, deben observar las disposiciones, que son normas de orden público.

Se establece que todo patrono o su representante, intermediario o contratista, debe adoptar y poner en práctica en los lugares de trabajo las medidas de SSO para proteger la vida, la salud y la integridad de sus trabajadores.

Se crean obligaciones y prohibiciones para patronos, así como también para los empleados.Entre la cantidad de requisitos y condiciones que deben cumplir los patronos se pueden mencionar el adecuado almacenamiento de materiales, señalizaciones de locales, condiciones para trabajos diversos y trabajos en espacios confinados; del equipo de protección personal, requisitos para diseños de puestos de trabajo, atención de urgencias médicas.

Obligación de contar con médico durante las horas laborales, requisitos para pantallas de visualización y monitores de computadoras; protección contra contactos en instalaciones y equipos eléctricos, requisitos de los equipos y herramientas eléctricas portátiles; y sigue una interminable lista de obligaciones.Se establece que en todo lugar de trabajo se cuente con una organización de SSO, las cuales se constituyen en Comités de Salud y Seguridad ocupacional, integrados con representantes de trabajadores y del patrono, inspectores de seguridad o comisiones especiales.

Las atribuciones y actividades de estas organizaciones deben ser desarrolladas en el reglamento interior de trabajo correspondiente.El control y vigilancia para el cumplimiento del Acuerdo estará a cargo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.

De no cumplirse con lo que se establece, el artículo 552 de dicho cuerpo normativo indica:  “Toda violación a cualquier disposición preceptiva o prohibitiva, por acción u omisión contendida en el presente Reglamento da lugar a la imposición de una multa, según lo establecido en los artículos 271 y 272 del Código de Trabajo.”El Acuerdo 229-2014 lo puede obtener en nuestra página en internet.

El 10 de febrero estaremos impartiendo un seminario al respecto. Información por el teléfono 2203-0909.

Otros temas tributarios, visite: mgi@chilemonroy.commgi@chilemonroy.com

POR ÓSCAR CHILE MONROY / Guatemala

CC dejó en suspenso el salario diferenciado

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

La Corte de Constitucionalidad (CC) dejó en suspenso el salario diferenciado en cuatro municipios del país, luego de una acción presentada por la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

A principios de enero, la PDH había manifestado su rechazo a los acuerdos gubernativos que fijan salarios mínimos para la industria de la manufactura en los municipios de San Agustín Acasaguastlán, Masagua, Guastatoya y Estanzuela por considerar que atentan contra los derechos humanos.

El 22 de diciembre de 2014 el Gobierno decretó un salario mínimo mensual de Q1 mil 250 más Q250 de bonificación en los municipios de San Agustín Acasaguastlán y Guastatoya, El Progreso; Estanzuela, Zacapa y Masagua, Escuintla, con el aval de las corporaciones ediles y el sector empresarial organizado.

http://lahora.gt/cc-dejo-en-suspenso-el-salario-diferenciado/