Subcontratados en el país suman a 50 mil personas

Trabajar para una empresa que fue subcontratada para prestar servicios a otra compañía es una práctica que se populariza  en el país, y según ese sector hay unos 50 mil guatemaltecos que trabajan en  esa modalidad.

La estimación la dio a conocer la Gremial de Empresas de Subcontratación de Talento Humano (Gesth), que fue creada ayer.
Se calcula que cien  empresas se dedican a la subcontratación, tercerización o servicios de outsourcing,   en inglés.

En la actualidad, la  Gesth está formada por ocho empresas. En el país, las empresas comenzaron subcontratando los servicios de  limpieza, pero se ha desarrollado hasta varias áreas, explicó Iván Martínez, presidente de la Gesth.

Sectores como informática, mensajería, contabilidad y otros son susceptibles de ser contratados por terceros.  Las empresas lo prefieren porque les permite ahorras costos y enfocarse más a sus negocios, indicó Martínez.

La gente tiene prestaciones laborales como bono 14, aguinaldo y seguro social, porque el empleado debe estar totalmente protegido, resaltó

Leslie González, consultora de desarrollo de negocios de Manpower, firma dedicada a la subcontratación. 

“El outsoursing ocurre cuando hay picos de producción o proyectos temporales”, dijo González. Las estimaciones de la Gremial refieren que las empresas logran reducir hasta  60% de sus costos operativos al subcontratar.
estrategia

Trabajar para una empresa que subcontrató los servicios podría significar una estrategia que algunas veces no beneficia a los trabajadores, aseguran algunos.

Una trabajadora que prefirió no ser identificada explicó que la empresa para la que labora la  obliga a presentar facturas por sus servicios y no obtiene ningún tipo de prestación laboral.

Mientras que algunos de sus compañeros de trabajo para la contratista sí gozan de beneficios.

“Lo que buscan es evadir las responsabilidades laborales para no darle toda la cobertura de los beneficios a los subcontratados”, opina el sindicalista Rigoberto Dueñas.

Además  impide la libre sindicalización y no hay fiscalización por parte  del Ministerio de Trabajo, señaló Dueñas.

Menos beneficios
La subcontratación de servicios representa en algunas ocasiones menos beneficios para los empleados, advierten los expertos.

Las desventajas  son para los colaboradores, ya  que pueden tener menos prestaciones,  menor estabilidad laboral y un sueldo diferente al que ofrece la empresa contratista, advierte Isaac Ramírez, catedrático de Recursos Humanos de la Universidad del Itsmo.

Algunas empresas incluso confunden el outsoursing y se exceden en la subcontratación, agregó.

Sin embargo, para las empresas también representa un reto encontrar el servicio de tercerización adecuado para los servicios que pretende alcanzar, señaló Ramírez.

“Para  las empresas principales también  existe el riesgo de pagar las prestaciones de los trabajadores, que  los  contratistas no han cumplido, lo que puede implicar mayores costos, y eventuales juicios u otras actividades legales”, explica la consultora Marcela Guzmán, en el sitio web de la firma especializada en estudios de mercado Deloitte.

El artículo 81 del Código de Trabajo establece que “si en  una empresa contrataren trabajadores para prestar sus servicios, la contratista es responsable solidariamente frente a los trabajadores afectados”.

Otra de las  desventajas  es que genera poca lealtad hacia la organización para la cual se presta el servicio y fomenta la irregularidad en las contrataciones.

Mayor efectividad
Según la gremial de subcontratación,  las ventajas de la tercerización de los servicios permiten brindar una mayor rentabilidad en las operaciones de la empresa.

Las principales ventajas son abaratar costos de producción, facilitar la obtención de productos de mejor calidad y reduce el número de tareas rutinarias.

El sector de los centros de llamadas ha tenido un crecimiento acelerado en el país,  debido al potencial y ventajas competitivas que  representa, y las empresas demandan recurso humano en  forma masiva para la atención de los servicios, tanto nacionales como internacionales, explicó

Óscar García, de la comisión de tercerización de servicios de la Asociación Guatemalteca de Exportadores.

Fernando López, presidente de la Cámara de Industria, destacó que la subcontratación genera empleo a corto y largo plazos, y así permite un mayor enfoque en las estrategias de negocios para mejorar la competitivdad.

Con el auge de los call centers se espera que para el 2015 el sector pueda generar US$1 mil 309 millones en divisas, lo que significaría un crecimiento del 500% en la última década, según las estadísticas del sector.

Las empresas que subcontratan también se ahorran pago de prestaciones, una reducción en planilla y con ello también una menor carga fiscal.

POR EDDY CORONADO / Guatemala
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s