Violencia laboral

Violencia laboral

*Maritza Velásquez

El trabajo doméstico sigue siendo una de las peores formas de trabajo, infravalorado e infrahumano, determinado por la Comisión Internacional de Derechos Humanos.

el trabajo doméstico sigue siendo una de las peores formas de trabajo, infravalorado e infrahumano, determinado por la Comisión Internacional de Derechos Humanos.

En Guatemala se regula en el régimen especial en el Código de Trabajo, decreto reformado 1441, el cual es altamente discriminatorio y desde su creación este régimen no ha sufrido reformas. Desde la firma de los acuerdos de paz, las mujeres organizadas y sindicatos hemos venido luchando por que se reforme dicha legislación, esfuerzos que han sido infructuosos en el Congreso de la República.

Según la ENEI 2013, se estima que existen 198 mil 885 personas que laboran como trabajadores/as domésticas, constituyendo el 3.5% de la PO. Según las investigaciones de la Asociación de Trabajadoras del Hogar, a Domicilio y de Maquila (Atrahdom), el 92% serían mujeres, el 62% mujeres indígenas y el 43% jóvenes entre los 14 y 26 años de edad. La mayoría son mujeres indígenas que migran de los departamentos a los centros urbanos, más del 70% de las y los trabajadores domésticos no han logrado terminar los estudios de primaria. Solo el 10% concluyó el nivel básico.

Más del 80% perciben salarios muy por debajo del mínimo, que van desde Q400 (US$50) hasta Q1,200 (US$150) por mes. Solo el 39% mencionaron recibir las prestaciones de aguinaldo y bono 14, solo el 19% gozan de vacaciones pagadas y el 65% afirmaron no gozar de días de descanso pagados.

En el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza y el IGSS se estableció el Programa de Atención a Empleadas de Casa Particular (Precapi).

Aunque fue una iniciativa positiva, el Precapi tiene una cobertura restringida, pues solo brinda atención médica en caso de accidentes, por maternidad y atención a los hijos e hijas de la trabajadora hasta los 5 años de edad solo para el departamento de Guatemala.

Debido a la falta de promoción y del programa sus resultados han sido sumamente limitados.

El 17 de junio del 2011, la OIT aprobó el Convenio 189 y la Recomendación 201, a favor del Trabajo Decente para el Trabajo Doméstico.

Mientras que hasta el 6 de febrero del 2014, la Comisión Tripartita de Asuntos Internacionales determina la necesidad de continuar con el proceso de ruta del convenio, a fin de que llegue al Congreso de la República, para su pronta ratificación.

*Coordinadora general de Atrahdom

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s